digitalizacion bares

En un país como el nuestro, podemos decir que el pulso de la normalidad puede medirse atendiendo, en gran medida, a la actividad de los bares. El sector hostelero aporta más del 6 % del PIB en España y durante esta crisis, como tantos otros, se ha visto obligado a cerrar sus puertas durante un tiempo.

Afortunadamente, a medida que damos pasos en la desescalada, también lo hacen los restaurantes y bares. Muchos han adoptado medidas que no pensaban que tendrían que implementar, o al menos no tan rápido. Según cálculos de Edenred, solo en la primera quincena de mayo aumentó el número de pedidos de comida a domicilio en un 160 %, y muchos de esos restaurantes no habían preparado nunca antes una bolsa para llevar.

La vuelta de los bares será a través de la digitalización: ahora las apps, las webs de reservas, los códigos QR y los teléfonos son las herramientas para reservar una mesa en el acotado porcentaje de local disponible, pedir comida para llevar a casa, ver las cartas e incluso pagar.

La hostelería española saldrá adelante y esta crisis es el impulso último para aceptar que la digitalización, a lo grande o en los pequeños procesos, es el camino de vuelta a la nueva normalidad.

La vuelta de los bares será a través de la digitalización: ahora las apps, las webs de reservas, los códigos QR y los teléfonos son las herramientas

Es así porque la tecnología nos permite ser más eficientes, organizados y precisos, pero también más cautelosos, prudentes y cuidadosos. La reserva de mesa a través de una app, el pago móvil, la consulta y pedidos de carta desde el smartphone, la posibilidad de pedir comida a domicilio o para take away, no es solo beneficio para los clientes –por supuesto-, sino la actual rutina de los restaurantes.

Es este nuevo camino, los establecimientos de restauración, sobre todo los más tradicionales, tendrán que hacer un esfuerzo por comprender e implementar avances tecnológicos que permitan al negocio subsistir. Por otra parte, todas aquellas empresas que siempre hemos trabajado a su lado (socios, proveedores, clientes) apoyaremos esa transición y tenemos también la responsabilidad de ofrecer soluciones, herramientas y procesos para hacer más fácil su transformación digital. Porque todos queremos ver cómo se retoma el pulso de la normalidad y eso, como hemos dicho, no podemos ni queremos hacerlo sin los hosteleros.

Para que esto se produzca es también imprescindible el papel del Gobierno, que tome medidas que conlleven un aumento de la facturación y el empleo en un sector como el de la hostelería, que forma parte de la cultura y ADN de España. Un trabajo conjunto de establecimientos de restauración, socios, proveedores, clientes y Gobierno para volver a situar a los restaurantes españoles en lo más alto en el menor periodo de tiempo posible.

Manuel Asla, director de Marketing y Comunicación de Edenred