Telefónica open future
Telefónica open future

Google creará una región cloud en España y para ello se aprovechará de la infraestructura que posee Telefónica en Madrid. El objetivo declarado por ambas compañías es el de apoyar la transformación digital en España, aunque a nadie se le escapa que el negocio de la nube se le empezaba a ir de las manos en nuestro país a la firma del buscador. Sus principales rivales cuentan con una mayor presencia en nuestro país y, por ejemplo, AWS anunció a finales del año pasado la creación de tres centros de datos en Aragón.

Telefónica se apunta otro tanto importante ya que será el encargado de proporcionar a Google la infraestructura necesaria y según rezan ambas compañías se impulsará de forma clara la computación Mobile Edge 5G.

Las beneficiadas serán las empresas españolas ya que, gracias a esta guerra soterrada, los tres mayores proveedores de servicios cloud del mundo cuentan con infraestructura en nuestro país, lo que permitirá acelerar la digitalización del conglomerado empresarial español.

Además, el negocio cloud de Telefónica Tech reforzará su estrategia multi-cloud en todo el mundo con planes de marketing conjuntos para ofrecer a sus clientes una solución integral que, junto con la seguridad y las comunicaciones, permitirá a las empresas disfrutar de una experiencia integral diferencial.

5G de fondo

La operadora española cuenta con una ventaja y es que su red de comunicaciones es de las más avanzadas del mundo y además, su extensión es también de las más altas. Nuestro país lidera la penetración de redes de alta velocidad por encima de la suma de Francia, Alemania e Italia. Además, posicionará de forma relevante a Telefónica como una de las telcos con una mejor estrategia en computación en la nube. Tal y como han asegurado fuentes de ambas compañías, la infraestructura de Telefónica combinada con la plataforma Mobile Edge de Google Cloud, permitirá ofrecer servicios 5G de confianza y de valor para las empresas y los consumidores españoles.

Asimismo, Telefónica utilizará los servicios de Google Cloud para impulsar sus propias capacidades digitales en áreas como el machine learning, la inteligencia artificial, el análisis de datos y el desarrollo de aplicaciones para continuar ofreciendo nuevos servicios y herramientas a su base global de clientes.

Telefónica se apunta otro tanto importante ya que será el encargado de proporcionar a Google la infraestructura necesaria

El presidente de Telefónica, Álvarez-Pallete, ha asegurado que debido al confinamiento global “y al incremento exponencial del teletrabajo o la educación y el entretenimiento online, se ha puesto de manifiesto la importancia vital que desempeñan la conectividad y la digitalización para el funcionamiento de la sociedad y crear un futuro más inclusivo y sostenible. Con este acuerdoqueremos cumplir con nuestro compromiso social e impulsar la recuperación de la economía ayudando a las empresas, la administración pública y todo tipo de organizaciones no solo a recuperar el terreno perdido por la crisis sino también a acelerar su transformación digital y fortalecerse para el futuro».

La importancia del cloud

Tras el confinamiento de buena parte de la población mundial a causa de la pandemia, la utilización de las soluciones cloud que facilitan el teletrabajo ha crecido exponencialmente. Este fenómeno no hará más que acelerarse y sofisticarse en los próximos años a medida que los servicios en la nube con capacidades de Inteligencia Artificial y analítica, el Internet de la Cosas (IoT) o el edge computing son cada vez más demandados y permitirán a las empresas ser más competitivas.

Con la apertura de esta nueva región de Google Cloud en España, los clientes podrán beneficiarse de la integración con los servicios de comunicaciones y cloud de Telefónica, así como de la oportunidad de utilizar los productos de Google Cloud con baja latencia y alto rendimiento, con la posibilidad de almacenar sus aplicaciones en servidores de nube pública locales.

Diseñada para ofrecer una alta disponibilidad, la región tendrá tres zonas para protegerse contra las interrupciones del servicio y contará con los productos estándar de Google Cloud Platform, entre los que se incluyen: Compute Engine, App Engine, Google Kubernetes Engine, Bigtable, Cloud Storage, Spanner y BigQuery. Esta inversión permitirá a las empresas y las administraciones públicas aprovechar el potencial de la computación en la nube basada en la tecnología de IA de Google Cloud, manteniendo los más altos estándares de ciberseguridad, alojamiento de datos y normas de cumplimiento, en particular aquellas con requisitos específicos de almacenamiento de datos.

Con esta alianza, las dos compañías refuerzan la colaboración anunciada en 2019 para incluir soluciones de Google Cloud en la cartera global B2B de Telefónica. Además, en abril de este año ambas compañías anunciaron un acuerdo a través de ElevenPaths y Chronicle para ofrecer servicios de análisis de seguridad más potentes y flexibles a las empresas de Europa y América Latina.