CISPE  ha dado a conocer el Pacto de Centros de Datos Climáticamente Neutros, creado por los principales proveedores de infraestructura cloud y operadores de centros de datos. Entre ellos veinticinco empresas, Gigas la única compañía española, y 17 asociaciones. Con el objetivo de que los centros de datos en Europa sean climáticamente neutrales para 2030.

El Pacto establece una iniciativa de autorregulación que se ha desarrollado en cooperación con la Comisión Europea. El cual apoya tanto el Pacto Verde Europeo, que tiene como objetivo hacer de Europa el primer continente climáticamente neutro del mundo para 2050, como la Estrategia Europea de Datos.

“Los ciudadanos europeos cada vez utilizan más tecnología en su día a día y quieren utilizar esa tecnología para asegurar un futuro sostenible para el planeta. El compromiso que hoy adquiere la industria europea de los centros de datos y el cloud constituye una promesa con la sociedad y ofrece un primer paso para alcanzar un futuro inteligente y sostenible”, afirma Frans Timmermans, Vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea y encargado del Pacto Verde.

Pacto de Centros de Datos Climáticamente Neutros

La iniciativa de autorregulación establece objetivos ambiciosos que facilitarán la transición esencial de Europa hacia una economía más verde. Compromete a los signatarios a garantizar que sus centros de datos sean climáticamente neutrales mediante el establecimiento de ambiciosos objetivos medibles para 2025 y 2030 en las siguientes áreas: 

  • Probar la eficiencia energética con objetivos cuantificables 
  • Comprar energía 100% libre de carbono

El Pacto de Centros de Datos Climáticamente Neutros ha sido creado por los principales proveedores de infraestructura cloud y datacenters

  • Priorizar la conservación del agua
  • Reutilizar y reparar servidores
  • Buscar formas de reciclar el calor

“La firma de este pacto refleja que en Gigas estamos comprometidos activamente con el medio ambiente. Nadie duda que los servicios cloud son mucho más eficientes, al permitir hasta un 80% de ahorro en el consumo energético, y máxime si los centros de datos utilizan energías que provienen de fuentes renovables, como es el caso de nuestros 11 datacenters”, explica Diego Cabezudo, CEO de Gigas, única compañía española dentro del pacto.