CIO de SEAT respiradores

El del automóvil es un sector en el que la digitalización cobra si cabe mayor importancia que en ningún otro. Coches conectados, coches eléctricos,… seguramente en unos años, un automóvil no tendrá nada que ver con lo que ahora conocemos. Esa transformación digital que se están llevando a cabo en todos los departamentos hace que estén capacitados para mutar en cualquier momento y transformarse en un fabricante totalmente diferente como ha ocurrido durante la crisis de coronavirus.

Como ejemplo de esto, destaca SEAT. La compañía automovilística decidió transformarse para poner su tecnología y sus fábricas al servicio de las necesidades de las instalaciones sanitarias. Y lo consiguieron.

Sebastián Grams, CIO de SEAT, destaca que una de las claves del departamento TIC que dirige y que permite adaptarse a cada situación que aparezca es que trabaje todo el equipo al unísono.

Sebastian Grams, cuenta a Byte TI cuál es el papel que juega el departamento IT.

¿Qué ha supuesto para el departamento tecnológico de SEAT la crisis vivida y la etapa de confinamiento?

Sobre todo, la confirmación de que, trabajando de manera conjunta, podemos superar cualquier adversidad que se nos ponga por delante. Desde luego, todavía queda mucho por recorrer en este sentido, pero el esfuerzo, compromiso y creatividad de estos meses nos señalan el camino a seguir. Sólo de esta manera se explica que la compañía ha ido creciendo y evolucionando desde su fundación hace 70 años hasta hoy. En el departamento de IT de SEAT, como sucede en el resto de las áreas, respiramos ese espíritu de superación, colaboración y reinvención.

Uno de los aspectos más relevantes en los que ha estado implicada ha sido transformar la cadena de montaje de coches para fabricar ventiladores mecánicos para los hospitales. ¿Cómo se hizo este proceso? ¿Cuál fue la labor del departamento TI?

Fue un trabajo a contrarreloj de toda la compañía, especialmente del área de producción. Fue todo un reto y una gran responsabilidad. Hablamos además de un trabajo solidario y colaborativo, puesto que la información técnica de este respirador de emergencia es open source y está disponible de manera gratuita para que otras industrias puedan replicar la producción de este dispositivo, también a nivel internacional.

Cuando SEAT arrancó la fabricación de los respiradores era necesario un cierto control logístico para gestionar el flujo de piezas que nos enviaban las otras empresas colaboradoras, el stock y el montaje interno en la fábrica y, por último, el envío de los respiradores acabados a los diferentes centros médicos y sanitarios. Sin ese control, sería difícil conocer cuántos respiradores diarios se podrían fabricar y entregar, así como coordinar todos los actores solidarios que colaboraban en la iniciativa.

Sebastian Grams, Chief Information Officer de SEAT
Sebastian Grams, Chief Information Officer de SEAT

¿Cómo llegaron a la conclusión de que podían fabricar esos respiradores? ¿Qué tecnología emplearon?

Todo fue muy rápido. A mediados de marzo, y en cuanto nos dimos cuenta de que el sistema y los profesionales sanitarios requerían de toda la ayuda de las principales empresas del país, comenzamos a trabajar en la adaptación de nuestra línea de montaje del SEAT León en Martorell, para fabricar respiradores de emergencia. La industria de automoción es las más tecnológica del mundo. Desde SEAT estudiamos el diseño y llegamos a la conclusión de que se podría llevar a cabo en la línea de montaje del SEAT León, en nuestra fábrica de Martorell, adaptando el motor de un limpiaparabrisas. Esto, además de conocimiento, puso en juego la creatividad y actitud de un equipo que quiso ayudar para paliar la falta de material en los hospitales.

Como decía, a nivel logístico bastó una llamada del equipo de SEAT de Producción y Logística para arrancar el proyecto. Una hora después de esa llamada, ya había registrado el dominio, levantado un par de servidores, provisionados como servidores Web y, desplegado el primer Minimum Viable Product (MVP). Durante los siguientes días, se coordinaban por Whatsapp, usaban Google Spreadsheet para coordinar las tareas, y lo más curioso también como Base de Datos. ¡Sí, sí, Google Spreadsheet como Base de Datos!

¿Cuáles son los principales retos a los que se ha enfrentado su departamento? ¿Dónde vivieron las principales dificultades dado los diferentes frentes que tienen: cadena de montaje, concesionarios, trabajadores de la sede…?

Sin lugar a dudas, el reto más importante al que hemos tenido que hacer frente ha sido el hecho de dar soporte digital a toda la compañía, que en su mayoría se encontraba trabajando desde casa. Como ya estábamos preparados con una estrategia digital clara, bien definida y cada uno de los 240 trabajadores de IT y SEAT:CODE tienen claro cuál es su rol, hemos sido rápidos y hemos podido soportar toda la carga que el trabajo desde casa conlleva. Por ello, hemos podido reaccionar rápido cada vez que caía un servidor, aumentar el ancho de banda, duplicar la capacidad de conexión a través de VPN, dar soporte telefónico 24 horas a todos los trabajadores.

¿Qué problemas se han encontrado y que creían que tenían superados y les ha sorprendido? Al contrario, ¿cuál ha sido la sorpresa agradable?

Sorpresas agradables hemos vivido muchas en las últimas semanas, pero, si tuviese que destacar una, diría que ha sido la gran adaptación de todo nuestro equipo a las nuevas circunstancias, así como la agilidad con la que todo el departamento ha trabajado desde sus respectivos hogares. Los procesos organizativos internos han funcionado con la misma agilidad de siempre y el equipo se ha sincronizado y ha sido flexible respetando la conciliación con su entorno personal de cada uno de sus miembros.

También podemos destacar el impulso que ha supuesto este periodo en la adopción de las herramientas de trabajo compartido. Nuestra manera de trabajar ha cambiado para mejor y lo más importante es que se ha consolidado en nuestros procesos del día a día.

Por último, otra sorpresa agradable ha sido el buen funcionamiento de toda la infraestructura y las aplicaciones funcionando en un entorno de teletrabajo masivo tan extremo que nunca había sido simulado. Todo el trabajo realizado con implantaciones de proyectos, renovación de aplicaciones, mejoras en los sistemas e infraestructuras, despliegue de soluciones a problemas concretos… Ha dado sus frutos, y SEAT IT ha sido una pieza clave para que los procesos de negocio pudiesen seguir funcionando con toda la normalidad que ha permitido esta situación que estamos todos viviendo.

Como retos para el futuro, estamos trabajando en la flexibilización de nuestros servicios IT estudiando cómo dar más servicios a nuestros usuarios sin que tengan que desplazarse al centro de trabajo.

El teletrabajo se ha extendido en muchas empresas ¿Qué estrategia han seguido con trabajadores en los que no era necesaria su trabajo presencial? ¿Ha supuesto un reto? ¿Cómo lo han solventado?

Con el inicio del confinamiento, todos los equipos de SEAT y de SEAT:CODE cuyo trabajo podía realizarse en remoto, empezaron a trabajar desde sus casas. Lo contrario hubiese significado poner en peligro su salud y la de sus familiares. Además, hoy en día, la gran mayoría de trabajos ligados al ámbito de la tecnología digital pueden llevarse a cabo de esta manera.

En este sentido, no ha supuesto un reto, aunque, desde luego, la extrema situación por la que hemos pasado ha supuesto un impulso de cara al cambio digital y la implantación de nuevos modelos de trabajo en el sector. ¿Cómo hemos solventado entonces esta situación? Muy fácil: con compromiso, responsabilidad y humor. No nos han faltado momentos para compartir con los compañeros de equipo alguna que otra cerveza virtual en torno a temáticas tan originales como la música autodidacta.

¿Qué es de lo que está más satisfecho?

Me quedo con los grandes resultados que ha demostrado ofrecer el teletrabajo. En estas seis semanas de trabajo en remoto, no solo hemos llegado a trabajar con la misma intensidad que en la oficina, sino que, además, hemos descubierto que hay tareas que en estas situaciones pueden realizarse desde el escritorio de nuestra habitación. Lo único que sí he echado en falta ha sido el contacto personal con la gente del equipo y los compañeros de trabajo.

Aun estando en casa hemos seguido aumentando nuestro equipo en SEAT:CODE. Los procesos de selección y on boarding se han hecho de manera virtual y nuestros nuevos compañeros han podido contar en todo momento con el resto del equipo. Hemos conseguido crecer en cantidad y en calidad de personal.

Covid-19 ha supuesto una ruptura drástica con todo ¿qué han aprendido en un departamento tecnológico como el suyo de esta crisis?

Principalmente, como digo, que estamos preparados para afrontar con éxito prácticamente cualquier tipo de circunstancia. Por eso, estoy convencido de que el teletrabajo será un modelo más recurrente en el futuro próximo, de forma que necesitaremos realizar menos viajes a la oficina y habrá incluso compañías que reducirán sus espacios de trabajo. Esta situación ha provocado que todo este cambio se agilice y se implemente antes, por lo que nuestro equipo estará más que preparado si en algún futuro tenemos que trabajar de este modo de nuevo. Toda la compañía estaba pendiente de que IT funcionara bien y rápido para que ellos pudieran trabajar y esto ha provocado que nuestro trabajo tenga un impacto positivo de cara al resto de la empresa y exteriormente. Hemos demostrado, gracias a la digitalización, que hay procesos que pueden hacerse remotamente y que, además, van a tener un equipo fuerte detrás para darle soporte.

¿Dónde creen que tienen que mejorar cuando toda esta crisis pase? ¿Seguridad, infraestructura, desarrollo cloud, herramientas para el teletrabajo…?

En SEAT llevamos ya algún tiempo trabajando en la transformación digital completa de nuestros procesos internos y de servicio al cliente. La situación que hemos vivido durante el Covid-19 nos ha demostrado que estamos preparados para afrontar ese reto y superarlo con excelencia. Somos una compañía que va poco a poco yendo más allá de la propia fabricación de vehículos y adaptándose a un entorno que cada vez cambia más rápido. Seguiremos apostando por hacer del software una competencia central, por la convivencia de los entornos on premise y cloud, adoptando cada vez más soluciones de trabajo cooperativo, reforzando así los modelos de negocio en torno a los nuevos conceptos de movilidad, conectividad y digitalización de los vehículos de SEAT.