Qonto ha dado a conocer su estudio ‘¿Cómo se relacionan las pymes españolas con sus bancos?’, en el cual se revela que 4 de cada 10 pymes están planteándose cambiar de banco, y 3 de cada 10 ya trabajan, por lo menos, neobancos.

En líneas generales, la mayor parte de las pymes españolas consultadas considera importante o muy importante contar con un buen servicio bancario que ayude a garantizar el éxito de sus organizaciones: en concreto, así lo consideran 8 de cada 10 pymes.

“En un contexto de severos ajustes por parte de la banca tradicional, no nos sorprende ni el grado de adopción de los neobancos por parte de las pymes ni que la mitad de las que no recurren todavía a este tipo de entidades estén planteándose”, apunta Carles Marcos, Country Manager de Qonto en España.

Neobancos y datos destacados 

  • En cuanto al grado de implantación de los neobancos entre las pymes españolas, un 31,6% afirma ya trabajar con una entidad de este tipo, y 1 de cada 4 lleva más de seis meses haciéndolo.  Entre las empresas que no lo han probado todavía, a un 53% le gustaría.
  • El estudio revela que las pymes españolas cada vez hacen un menor uso de las sucursales de sus bancos. Un 12,5% afirma no visitar esas oficinas en todo un año, y solo un 8,9% lo hace varias veces por semana.
  • En relación al número de cuentas a través de las que realizan su operativa bancaria del día a día, la mayoría de pymes españolas tienen una o dos cuentas, y solo 1 de cada 4 admite tener 3 o más.

Las pymes españolas empiezan a confiar en los neobancos

  • Preguntados sobre cuántas personas en la organización tienen acceso a esas cuentas, alrededor de la mitad apuntan a que únicamente dos personas pueden operar en ellas, y solo en 2 de cada 10 lo hacen tres personas o más.
  • Preguntadas sobre qué importe pagan a sus bancos en concepto de comisiones, 2 de cada 10 pymes admiten desconocerlo, y de las restantes un 43% no lo tiene calculado con exactitud. La horquilla más generalizada es la que va de 50 a 500 euros al año, que es lo que pagan el 36,3% de las empresas encuestadas. En este contexto, el porcentaje de pymes españolas que están planteándose cambiar de banco es de aproximadamente un 44%.
  • En cuanto a las prestaciones más importantes a la hora de elegir un banco, las pymes españolas colocan en primer lugar la seguridad (63,8%), seguida de la sencillez para realizar gestiones (59%) y de la estructura de comisiones (52%). En cambio, resulta poco relevante que ese banco les de acceso a nuevas líneas de crédito (29,1%).