NETASQ acaba de anunciar la disponibilidad de NETASQ Cloud Reporting, su primera plataforma de servicios basados en la nube.

Gracias a este nuevo servicio, que complementa el alcance de NETASQ Event Analyzer (NEA) disponible para implementaciones internas, ya no es necesaria ninguna inversión material o humana, pudiendo beneficiarse de esta oferta empresas de todos los tamaños.


Al respecto de este lanzamiento, Matthieu Bonenfant, Director de Marketing de Producto de NETASQ, comenta: Este servicio es un gran avance para NETASQ, que, por primera vez, ofrece una solución basada en la nube. Así, y a partir de ahora, cualquier compañía puede poseer una visión general de su política de seguridad y perfeccionarla constantemente, una cualidad indispensable para protegerse de los ataques más frecuentes y diversos. Asimismo, la estrecha relación que nuestros integradores han mantenido siempre con nuestros clientes se fortalecerá con la incorporación de esta nueva solución y los servicios asociados en su cartera”.


Un proceso de mejora de la seguridad con beneficios para clientes y partners

NETASQ Cloud Reporting es un servicio ofrecido en forma de una suscripción a informes diarios o mensuales. Estos datos son enviados automáticamente y proporcionan una visión general de los eventos de seguridad y de la actividad del sistema. Asimismo, y a través de estos informes es posible también identificar los incidentes de seguridad, mejorando de esta forma el proceso de evaluación proactiva del tráfico del usuario a fin de comprobar si este se ajusta a la política de seguridad.

Estos indicadores pueden ser utilizados como base de un proceso de mejora continua, por lo que, este nuevo servicio, es ideal para PYMES/PYMIS que deseen amortizar sus inversiones e incrementar su seguridad en el menor tiempo posible.

Además de los informes presentados, los integradores de NETASQ también tienen la posibilidad de ofrecer servicios de valor añadido totalmente paquetizados.


NETASQ Cloud Reporting se convierte, por tanto, en la base de un soporte personalizado (análisis de los informes y eventos, seguimiento personalizado de la política de seguridad, gestión de vulnerabilidades, etc). De esta forma, los administradores de red y seguridad pueden concentrarse en la gestión de su infraestructura, con la tranquilidad de que el nivel de seguridad está siendo constantemente optimizado.