Metaverso de Facebook

El metaverso se considera actualmente como el próximo paso de la evolución del internet desde donde se podrá acceder a un universo paralelo a la vida real. Un mundo virtual, en el que las personas podrán interactuar dentro de escenarios simulados a través de una combinación de Realidad Virtual, Aumentada y Mixta.

Son muchos los que se preguntan qué impacto tendrá su desarrollo en términos de economía, consumo y sociedad. Según PaynoPain, una de las tecnologías que tendrá gran adopción en el metaverso será el blockchain, que en los últimos años ha demostrado una potente capacidad de la confirmación instantánea de pagos e información.

“La posibilidad de desarrollar actividades comerciales y financieras en este nuevo mundo virtual puede suponer una revolución para el sector bancario, porque es altamente favorable para el intercambio de monedas digitales. En este sentido, veremos el nacimiento de nuevas soluciones Fintech que marcarán el futuro de los pagos digitales y el intercambio de divisas en este universo paralelo”, sostiene Jordi Nebot, CEO y cofundador de PaynoPain.

Metaverso y pagos digitales

Las cualidades del metaverso representan una gran viabilidad para el intercambio de activos digitales como NFT y criptomonedas. En este sentido, estas divisas virtuales podrán usarse para comprar en los mercados del metaverso. ¿Cómo? Pues posiblemente a través de un monedero electrónico o “wallet” basado en blockchain de un individuo o semejante.

Si bien aún estamos lejos de que el dinero en efectivo desaparezca, poco a poco nos vamos convirtiendo en una sociedad cashless. Según la última ‘Encuesta nacional sobre el uso del efectivo 2020’ del Banco de España, el uso de dinero no sólo decrece, sino que más del 70% de los encuestados no lleva más de 5 euros en la cartera.

Metaverso: el nacimiento del universo que marcará el futuro de los pagos digitales

Con la llegada de este nuevo concepto, estamos cada vez más cerca de crear un panorama de pagos completamente digital. En este contexto, las instituciones más tradicionales, como los bancos y las empresas de pagos, no querrán quedarse afuera de esto.

De hecho, está en aumento el desarrollo de las CBDC o Central Bank Digital Currency, una forma de dinero fiduciario digital que es emitido por el banco central de un país, y otras soluciones de pagos móviles como Bizum, que podrían tener un buen recorrido en el metaverso, sobre todo a la hora de financiar la compra de propiedades en ese nuevo ámbito digital.