mercadona proyecto de transformación digital

Marcadona lleva años liderando la clasificación de supermercados en nuestro país. Su política en la que el cliente (el jefe en el argot de la marca) es el protagonista ha sido la responsable de ese liderazgo.

Sin embargo, hace mucho tiempo que los máximos responsables de la firma vieron que, en un sector tan competitivo como el de los supermercados, la digitalización iba a suponer un elemento esencial que garantizara la competitividad entre las diferentes marcas. Y se pusieron manos a la obra.

Byte TI habla con César Izquierdo, Director de Informática de Tiendas de Mercadona para hablar del proceso de digitalzación que está llevando la compañía

La crisis del coronavirus ha hecho que esa digitalización se haya acelerado y Mercadona supo afrontar con éxito los retos que planteaba la pandemia. Tal y como explica César Izquierdo, director de informática de tiendas de Mercadona, “para Mercadona la pandemia ha exigido mucha agilidad al formar parte de un sector tan esencial como lo es el de la agroalimentación, donde el abastecimiento iba a estar garantizado. También ha supuesto la verificación de la capacidad y flexibilidad de las infraestructuras y aplicaciones de Mercadona que, con este escenario, han alojado un tráfico y procesamiento atípicos, garantizando el servicio en un entorno que hasta ahora no habíamos probado”.

César Izquierdo, director de informática de tiendas de Mercadona
César Izquierdo, director de informática de tiendas de Mercadona

Al igual que ha ocurrido en numerosas empresa, el departamento de tecnología ya tenía diseñados sus proyectos y su hoja de ruta, pero la pandemia obligó a replantearse algunos. En el caso de Mercadona, el departamento de TIC continuó trabajando en los mismos proyectos que ya tenía previstos pero según afirma César Izquierdo, “algunos de esos proyectos se han acelerado, en especial, todos aquellos relativos a soluciones de colaboración online u offline entre equipos de trabajo. Como ejemplo, acabamos de realizar la implantación del ERP de SAP S/4 HANA, en su última versión y alojado en la nube, para la gestión financiera de toda la empresa”. Por supuesto, el coronavirus también impuso que surgieran nuevos proyectos: “En general, aquellos relacionados con la robustez de las aplicaciones para el suministro de mercancías. En cualquier caso, la viabilidad y aporte de valor de cada proyecto en Mercadona está siempre en continua revisión, de manera que podamos acelerar o reducir la velocidad de los proyectos según las prioridades que nos van surgiendo”, apunta el director de informática de tiendas de Mercadona.

El presupuesto

Como cualquier departamento, el de tecnología se tiene que adaptar al presupuesto asignado. En el caso de Mercadona, la mayor parte de esa cantidad se dedica a las tiendas, al centro de datos y a los despliegues. Izquierdo lo desarrolla: “Por el volumen de tiendas que tiene Mercadona, actualmente los proyectos de mayor presupuesto son los que están dirigidos a las soluciones informáticas para tiendas, ya sea a nivel de ejecución como de mantenimiento. De igual modo, las renovaciones tecnológicas de nuestro centro de datos, que realizamos aproximadamente cada cuatro años, suponen siempre una gran inversión para garantizar una completa actualización de los sistemas, bases de datos y arquitecturas de nuestro CPD. Por último, los despliegues IT en nuevos bloques logísticos de la compañía, como el que estamos construyendo en Parc Sagunt (Valencia), son también inversiones elevadas para disponer de las últimas tecnologías de automatización industrial para la preparación de los pedidos”.

Una de las apuestas de Mercadona pasa por su centro de datos. La compañía inauguró en el año 2019 su data center situado en Villandango del Páramo (León), un gigante que les permite incrementar la potencia y las capacidades de cálculo. No obstante, es un hecho que sorprende, en una época en la que muchas empresas están apostando por la nube. Pero en Mercadona, también son conscientes de la importancia del mundo cloud, así que su apuesta pasa por fomentar un modelo híbrido. Y es que como afirma César Izquierdo, “en estos momentos, nuestra estrategia cloud pasa por un modelo híbrido, donde tenemos servicios tanto on premise como en nubes de diferentes proveedores. En algunos casos, con los principales fabricantes incluso disponemos de enlaces dedicados que interconectan nuestros CPDs con los suyos. En general, para cada proyecto evaluamos las diferentes alternativas de despliegue y luego la testeamos en la práctica, antes de decidirnos por una de las opciones. El centro de datos de Mercadona en Villadangos del Páramo en León es el último que hemos construido; dispone de la última tecnología disponible y está construido según la especificación tier IV. En él, hemos incrementado un 40% la potencia y capacidades de cálculo con respecto a nuestro anterior CPD”.

Hacia un nuevo modelo de súper

En los últimos años, los supermercados físicos han experimentado una brutal transformación. Ya no son sólo un lugar en el que realizar la compra, ahora, como muy bien vio Mercadona, se trata de espacios en los que se puede pedir la comida recién hecha y, hasta que apareció el coronavirus, comerla en el mismo recinto. Y los cambios que están por venir, serán todavía mayores. La clave para Mercadona será adaptarse a lo que pidan los clientes. Tal y como afirma Izquierdo, “nosotros siempre estamos estudiando las mejores soluciones que añadan valor tanto al “Jefe”, que es como internamente llamamos al cliente, como a nuestros trabajadores. Por ejemplo, en 2020 hemos renovado las líneas de caja en toda la cadena. Si bien es cierto que, de momento, es un modelo tradicional, en el Departamento de Informática seguimos estudiando las innovaciones disponibles (por ejemplo, el escaneo y cobro automático) para identificar oportunidades futuras que puedan ayudar a nuestros “Jefes”. Y continuamos con el proceso de digitalización de las tiendas. Por ejemplo, en la sección de Listo para Comer hemos hecho un trabajo para optimizar las comandas, la preparación de los platos y la entrega, y dar el mejor servicio en el menor tiempo posible”.

Aunque es ejercer de adivino, el responsable de informática de tiendas de Mercadona se atreve a predecir cómo puede ser el supermercado del futuro: “Un lugar que ofrezca siempre de la mejor experiencia de compra, y en el que ir adoptando ágilmente las soluciones y tecnologías que aporten mayor valor”.

Pero para poder garantizar este futuro, el departamento de tecnología necesita de talento específico para poder llevar a cabo unas tareas que cada vez tienen más valor. En este sentido, Izquierdo señala que “el departamento de informática de Mercadona está creciendo muchísimo por el gran proyecto de transformación digital que estamos llevando a cabo. Con el objetivo de ser cada vez más especialistas, estamos asumiendo algunas de las funciones que hasta ahora estaban externalizadas, apostando igualmente por el trabajo conjunto con aquellos proveedores que añadan valor. Hoy somos un equipo de 850 profesionales de las TIC y esperamos ampliar el departamento de Informática de Mercadona con 100 nuevas incorporaciones en los próximos meses. Tenemos la puerta abierta a los mejores profesionales en diversos campos. En Mercadona ofrecemos una política retributiva diferencial y planes formativos y de carrera que fomentan la equidad y la promoción interna”.