impresión etiquetas
impresión etiquetas

La impresión de etiquetas ha duplicado su volumen en los últimos cinco años en Europa. Esto ha provocado un importante crecimiento del mercado de impresoras de etiquetas, que, en ese mismo periodo, habría crecido un 4% anual, hasta alcanzar el último año un volumen de negocio de 390 millones de millones de euros, según estimaciones de Toshiba.

En 2015, en Europa se vendieron 845.000 unidades de impresoras de etiquetas. Según la compañía, actualmente habría un parque instalado de 4 millones de unidades, un 15% más que hace cinco años. Para 2016, la previsión es que el mercado alcance una facturación de 420 millones y unas ventas de 885.000 unidades, lo que supondría un crecimiento del 18% en facturación y del 15% en unidades, en relación a 2013. El 80% de este valor de mercado, 310 millones de euros, corresponde a impresoras de etiquetas de sobremesa; el resto, 80 millones, a impresoras portátiles.

Actualmente, Toshiba TEC Europa dispone de una cuota que supera el 7% del mercado de impresoras de etiquetas, lo que supone unas ventas de alrededor de 27 millones de euros y unas 60.000 unidades. En cuanto a segmentos de mercado, en impresoras de sobremesa, la cuota alcanza ya el 10% y en portátiles, el 6%.

Para Angel De Juan, director general de Toshiba Tec en España, “una gran parte de este crecimiento está asociado al auge del e-commerce y las tiendas online. Estos comercios envían diariamente millones de pedidos en toda Europa, con su respectiva documentación y etiquetas de identificación. Esto está generando nuevas oportunidades de negocio para nuevas tecnologías y funcionalidades, como impresión a doble cara, borrado de documentos impresos, aplicadores automáticos o gestión remota, para ayudar a simplificar los procesos logísticos, ahorrar tiempo, reducir costes operativos y errores de manipulación”.

Cabe señalar que España representa el 5% de este mercado en Europa, con una facturación de 19,5 millones de euros. Por el contrario, la filial española de Toshiba TEC supone el 12% del volumen total de negocio de la matriz europea y es la subsidiaria con mayor cuota en sus respectivos mercados nacionales, con un 16%. Toshiba TEC Spain Imaging Systems espera acabar este año fiscal (abril 2015-marzo 2016) con una facturación de 25 millones, de los cuales tres provendrán de la venta de impresoras de etiquetas.