Intel Corporation ha bajado los precios y ha presentado un nuevo modelo de su línea de productos de discos duros de estado sólido (Intel® Solid-State Drive). Los SSD pueden sustituir a las unidades de disco duro de un PC y proporcionar un incremento sustancial de rendimiento para un portátil o para un equipo de sobremesa, lo que convierte a los SSD en una de las tendencias de máxima actualidad en informática personal.

Para los compradores que buscan el último dispositivo de alta tecnología para el uso intensivo del PC o para participar ávidamente en juegos de ordenador, los discos duros de estado sólido de Intel pueden ayudar a mejorar el rendimiento general de sus sistemas hasta en un 56%*. Los SSD pueden sustituir o servir de complemento a una unidad de disco duro tradicional en un portátil o en un PC de sobremesa, para proporcionar un rendimiento informático mucho más rápido tanto en el arranque del sistema como a la hora de abrir archivos y ejecutar aplicaciones de software. Como no tienen partes móviles, estos SSD ofrecen una mayor fiabilidad y consumen menos energía que las unidades de disco duro (hard disk drives, HDD) convencionales.

“Todas las Navidades los consumidores buscan los últimos dispositivos tecnológicos. Este año, con la bajada de los precios, los discos duros de estado sólido se convierten en dispositivos de uso más generalizado y pueden aportar la mejora más sustancial al rendimiento del PC”, afirmó Troy Winslow, director de marketing de producto para Intel NAND Solutions Group. “Gracias a los SSD, los compradores de tecnología pueden regalar una transformación tecnológica para acelerar o dar nueva vida a un PC en uso, con tan sólo sustituir la unidad de disco duro por un SSD”.

El nuevo precio del SSD Intel® X25-M Mainstream SATA es ahora de $179 para la unidad de 80 gigabytes (GB) –para pedidos de 1.000 unidades-, que ofrece una gran cantidad de espacio para almacenar el sistema operativo, múltiples aplicaciones personales y de oficina, además de miles de canciones, fotografías, videos y otros datos. Por otra parte, los usuarios pueden duplicar la capacidad de almacenamiento con la unidad de 160GB X25-M disponible a $399. La compañía también ha añadido una nueva versión de 120GB del Intel X25-M , a la venta a $239 y que proporciona la mejor relación precio/GB en la línea de SSD Intel X25-M.

La “unidad de arranque” Intel X25-V de nivel de entrada de 40GB (a un precio de $99), es otra opción disponible para los usuarios de equipos de sobremesa que permite la instalación en el SSD del sistema operativo y de las aplicaciones favoritas para agilizar el rendimiento, manteniendo al mismo tiempo la unidad de disco duro para almacenar más contenidos.

Para empezar a disfrutar del alto rendimiento que proporciona la informática de estado sólido, los usuarios pueden instalar su propio SSD, hacer que un técnico se lo instale o adquirir un sistema totalmente nuevo de HP, Lenovo o de otro fabricante con un Intel SSD ya preinstalado. Para copiar o clonar los datos desde un antiguo disco duro del usuario a un nuevo y más rápido Intel SSD, Intel también incluye una utilidad de clonación gratuita llamada Intel® Data Migration Software. El Intel Data Migration Software es fácil de usar y ayudará a transferir la información desde el antiguo disco duro –incluyendo los sistemas operativos, las aplicaciones, los documentos y los ajustes personales-, en tan sólo unos minutos, y se puede descargar de forma gratuita en www.intel.com/go/ssdinstallation.

>