cloud iot industria válvulas industriales redes

La automatización industrial en el emergente ámbito de la impresión 3D, viene mediada por la necesidad de contar con válvulas industriales inteligentes, cuyo mayor distribuidor actualmente es EE.UU. Las industrias digitalizadas harán crecer unos 7.450 millones de dólares el sector para 2026, según creen los expertos. 

Las válvulas industriales inteligentes son aplicadas principalmente en la gestión de materiales y en los recursos esenciales que se utilizan en las líneas de producción de muchas fábricas, que cada vez están más automatizadas y controladas mediante sofisticados dispositivos IIoT, que controlan sistemas muy avanzados de impresión 3D.

Las industrias de manufactura y refinerías norteamericanas cada vez están más cerca de la automatización total, por lo que un reciente estudio de Frost & Sullivan, apunta que este fenómeno impulsará la comercialización de las esenciales tecnologías de válvulas industriales inteligentes. La adopción de estos sistemas de tecnologías IIoT y la impresión 3D, harán que este avance se consolide en poco más de cinco años.

Las válvulas industriales inteligentes son aplicadas en la gestión de materiales que se utilizan en las líneas de producción de muchas fábricas

Las exigencias de seguridad de estos sistemas aumenta con la mayor demanda, lo que implica que los fabricantes estén muy pendientes de mejorar sus productos adaptándose a todas las necesidades que los clientes les van indicando tras probar los productos existentes. Un proceso natural en la mejora de cualquier nueva tecnología.

Nuevo paradigma industrial

El asociado de Investigación Industrial en Frost & Sullivan, Riti Newa afirma que aunque el escenario geopolítico no es el mejor, han comprobado que hay un crecimiento positivo que se consolidará a largo plazo, para la integración progresiva de IIoT en las industrias que cada vez se adaptan más a este nuevo paradigma industrial.

Aunque lógicamente la pandemia por el Covid-19 también incidirá a corto plazo sobre la bajada en ingresos del sector, todo apunta a que no tardará mucho en recuperarse, ya que la necesidad de actualizar sus sistemas de producción a los nuevos tiempos, implica una inversión en equipamiento de automatización tan necesaria como rentable.

La respuesta de la industria ante tantas tensiones, según informa Newa, ha sido invertir en productos inteligentes de automatización y control IIoT y válvulas inteligentes. Además el experto apunta que las empresas están centrando mucho su enfoque en el servicio que dispensan, con lo que esperan lógicamente mejorar sus ingresos.