IBM q ordenador cuántico
IBM q ordenador cuántico

IBM ha anunciado la primera iniciativa industrial para construir y comercializar el primer ordenador cuántico para aplicaciones universales. Los sistemas y servicios cuánticos “IBM Q” se proporcionarán a través de la plataforma IBM Cloud.

Mientras que las tecnologías que se ejecutan actualmente sobre ordenadores clásicos, como Watson, pueden encontrar patrones y hacer descubrimientos escondidos en la vasta cantidad de datos existentes, un ordenador cuántico aportará soluciones a problemas en los que los patrones no se pueden identificar porque no existen los datos y porque el número de posibilidades que se tendría que analizar es tan enorme que un ordenador clásico no podría procesarlo jamás. Además el gigante azul ha anunciado:

  • El lanzamiento de una nueva API (Interfaz de Programas de Aplicación o Application Program Interface) para el programa IBM Quantum Experience que ayuda a los desarrolladores y programadores a empezar a construir interfaces entre el ordenador cuántico en la nube de cinco bits cuánticos (qubit) sin necesidad de que tengan un conocimiento profundo en física cuántica.
  • La actualización y mejora del simulador accesible en IBM Quantum Experience, que puede modelar circuitos con más de 20 qubits. En la primera mitad de 2017, IBM prevé lanzar un kit de desarrollo de software (Software Development Kit) a través de IBM Quantum Experience para que los usuarios puedan construir aplicaciones cuánticas y programas de software.

El programa IBM Quantum Experience permite que cualquiera que se conecte al procesador cuántico de IBM a través de la nube IBM Cloud para hacer experimentos y algoritmos, trabaje con los bits cuánticos individuales y pueda investigar los tutoriales y las simulaciones que pueden hacerse con la computación cuántica.

Un ordenador cuántico aportará soluciones a problemas en los que los patrones no se pueden identificar porque no existen los datos

IBM tiene la intención de construir sistemas IBM Q para ampliar las aplicaciones de la computación cuántica. La potencia de un ordenador cuántico se expresará a través de la métrica “Volumen Cuántico”, que incluye el número de qubits, la calidad de las operaciones cuánticas, la conectividad del qubit y el paralelismo cuántico. Como un primer paso para incrementar el “Volumen Cuántico”, IBM tiene el objetivo de construir en los próximos años sistemas IBM Q con aproximadamente 50 qubits. Para ello, IBM espera colaborar con socios de la industria para desarrollar aplicaciones que impulsen la velocidad de los sistemas cuánticos.

El ordenador cuántico IBM Q está diseñado para resolver problemas que actualmente son demasiado complejos para los ordenadores de computación clásica. Una de las primeras y más prometedoras áreas de aplicación para la computación cuántica será la química. En una simple molécula de cafeína el número de estados cuánticos en las moléculas crece sorprendentemente rápido, tan rápido que ni toda la memoria de computación convencional que los científicos pudieran construir podría contenerlo.

Los científicos de IBM han desarrollado técnicas para explorar de forma eficiente la simulación de problemas en química sobre procesadores cuánticos (https://arxiv.org/abs/1701.08213 y https://arxiv.org/abs/1612.02058). También se están realizando demostraciones experimentales de varias moléculas. En el futuro, el objetivo será ampliarlas a moléculas más complejas e intentar predecir propiedades químicas con una precisión mayor que la que hacen los ordenadores clásicos.

Las futuras aplicaciones del ordenador cuántico podrían abarcar las siguientes áreas:

  • Medicamentos y materiales: “desenredar” las complejas interacciones moleculares y químicas podría llevar al descubrimiento de nuevas medicinas y materiales.
  • Logística y cadena de suministro: descifrar las trayectorias óptimas a lo largo de sistemas globales de sistemas, por ejemplo, para optimizar la gestión de las flotas de transporte para realizar envíos durante un periodo vacacional.
  • Servicios financieros: encontrar nuevas maneras de realizar modelizaciones de datos financieros y aislar factores de riesgo para realizar mejores inversiones.
  • Inteligencia Artificial: impulsar la capacidad de áreas de la inteligencia artificial como el aprendizaje automático cuando el flujo de datos es grandísimo, como en el análisis de imágenes o vídeos.
  • Seguridad cloud: hacer que la nube fuera mucho más segura aplicando las leyes de física cuántica a mejorar la privacidad de los datos.

“La computación clásica es extraordinariamente potente y continuará avanzando y dando soporte a todo lo que hagamos en los negocios y en la sociedad. Sin embargo, hay problemas que un ordenador clásico nunca podrá abordar. Para generar conocimiento a partir de una mayor complejidad necesitamos la computación cuántica”, ha dicho Tom Rosamilia, vicepresidente sénior de IBM Systems. “Visionamos los sistemas IBM Q trabajando en concierto con nuestra gama de sistemas de alto rendimiento para tratar de resolver los problemas que actualmente son irresolubles, pero que esconden un enorme valor potencial”, ha añadido.

La “hoja de ruta” de IBM para llegar a una computación cuántica práctica se basa en una aproximación holística a todas las partes avanzadas del sistema. IBM aportará su profundo conocimiento y experiencia en superconducción cuántica, en integración de sistemas complejos de alto rendimiento y en procesos de nanofabricación escalables para hacer avanzar las capacidades mecánicas cuánticas. También, los ingenieros de sistemas y software, científicos en computación y matemáticos de IBM crearán los entornos y las herramientas de desarrollo de software.