Ibermática y la consultora energética integral CEI han unido sus capacidades para crear una empresa de servicios de control y ahorro en el consumo de energía dirigidos a todo tipo de organizaciones. Con el objetivo de convertirse en el socio energético de sus clientes, se centra principalmente en los ámbitos de contratación de la energía, el control y monitorización inteligente del consumo energético, los proyectos de implementación de MAEs (Medidas de Ahorro Energético) y su financiación.

Ceiber Energy es una empresa surgida de la combinación de sinergias entre Ibermática y CEI (Consultores Energéticos Integrales), con la que ha logrado aglutinar un equipo multidisciplinar de profesionales con amplia experiencia en el ámbito de la eficiencia y ahorro energético, apoyados sobre tecnología inteligente innovadora. Su actividad se centra en la prestación de servicios integrales personalizados en los ámbitos de la contratación de la energía, el control y monitorización inteligente del consumo energético, los proyectos de implementación de MAEs y su financiación.

CEI aporta el conocimiento del mercado energético español (compra de energía, monitorización de instalaciones, identificación y configuración de MAEs), así como la experiencia en asesoramiento para ahorro y control energético (gestión de contratos, gestión de avisos y alarmas, implementación de MAEs, etcétera).

Por su parte, Ibermática contribuye con el conocimiento de las últimas tecnologías aplicables en el sector, como Cloud Computing, Internet de las Cosas, Big Data e Inteligencia Artificial (data mining, sistemas expertos, redes neuronales, etcétera). También cuenta con experiencia a la hora de aplicar estas técnicas al ámbito energético, y aporta capacidad de adaptación y evolución de la plataforma Ceiber a las necesidades de los clientes y a las evoluciones del mercado energético y tecnológico. Además cuenta con infraestructuras TIC propias para dar soporte a todo el proyecto.

Ahorros del 35%

En los últimos años el coste de la energía se ha incrementado en más de un 60%. A esto hay que añadir que los errores en la medida y facturación afectan a un 30% de las facturas emitidas por la mayor parte de las comercializadoras energéticas. Para contrarrestar estos gastos, la monitorización online del consumo energético puede proporcionar ahorros anuales de alrededor del 35%, con inversiones amortizables en menos de 4 años. Y una correcta supervisión de las facturas energéticas puede identificar una reducción aproximada del 4% de la facturación anual.

El desarrollo de capacidades de planificación de la producción contra coste energético es una ventaja competitiva de gran importancia. Así, para aumentar la competitividad a través de una reducción de costes energéticos por unidad producida, Ceiber ofrece una gestión optimizada de compra de energía, una optimización inteligente de información de costes energéticos, y la monitorización de procesos clave.

La plataforma de Ceiber es capaz de realizar predicciones fiables de consumos y costes futuros mediante la aplicación de métodos estadísticos y redes neuronales en ventanas deslizantes, de la evolución de los precios de las subastas, y del cruce de ambos datos. Además modeliza perfiles de consumo y, a partir de ellos, es capaz de identificar diferencias en comportamientos entre distintas sedes de una empresa o diferentes empresas de un sector, o cualquier otra variable.

Mediante las alarmas establecidas por los usuarios, según su propio conocimiento y necesidades, el sistema genera alarmas automáticas a partir de la creación de patrones de comportamiento y la identificación de comportamientos anómalos respecto a esos patrones, incluso explicando por qué se producen. Esto permite que sean controlables o previsibles y, por tanto, estar en posición de afrontarlas o evitarlas antes de que tengan lugar.

Sustentado en la eficacia de las últimas tendencias TIC

Cuatro son las tecnologías punteras sobre las que Ceiber sustenta todos estos servicios. La Internet de las Cosas, que supone la adición de una capa de conectividad digital a los objetos, va tomando cuerpo y extendiéndose a cada vez más entornos. En Ceiber se aplica a su plataforma de monitorización a través de sensórica, dispositivos móviles (in-out), sistemas inteligentes, conectividad (Cloud, RFID…), y comunicación M2M, H2M y M2H.

El Cloud Computing permite acceder a recursos informáticos en modo pago por uso, tanto a nivel particular como empresarial. A su flexibilidad y ubicuidad se le añaden un aumento de la seguridad y disponibilidad de los datos, grandes posibilidades de integración con todo un ecosistema de conectores, la accesibilidad mediante navegador y dispositivos móviles (smartphones) sin necesidad de instalación, o la existencia de un punto de acceso único a la información.

Big Data es la facultad de recopilar y analizar grandes cantidades de datos, alojados en la “nube”, a fin de incrementar el conocimiento, la capacidad de reacción e incluso la anticipación. Todo ello le convierte en una herramienta de gran potencial en el ámbito de la gestión energética. Su aplicación permite ofrecer al cliente un servicio de gran valor añadido, apoyado en Data Mining, sistemas de apoyo a la decisión, y detección de pautas y predicción.

Finalmente entra en juego la Inteligencia Artificial. Mediante análisis estadísticos y redes neuronales, permite analizar y cruzar datos, detectar y explicar comportamientos anómalos, etcétera, gracias al desarrollo propio de sistemas automáticos de simulación, sistemas expertos de autoaprendizaje y la optimización de procesos. Es decir, que con cada registro, dato o información introducida en el sistema, éste podría aprender y proponer medidas de ahorro en función de la producción y la tarifa energética.

Ceiber Energy ya ha comenzado a desplegar su actividad en diferentes organizaciones, tanto privadas como públicas.