fidmi apps de comida a domicilio

Fundada en 2019 de la mano de Solène Coroller y Raúl Catalán, Fidmi permite a los usuarios encontrar todos los restaurantes que reparten en su dirección, independientemente de la empresa de reparto (Glovo, JustEat, Deliveroo, UberEats… o el propio restaurante). Además, hacen una comparativa en términos de costes de entrega, tiempo de reparto y ofertas para ayudar a los usuarios a pedir con la opción más barata o más rápida. También da visibilidad a las empresas de reparto de comida locales (ej. Rapid i Calent) y a los restaurantes que tienen sus propios repartidores o servicio de recogida en el local.

Fidmi se inspira de este modelo y de la industria de viajes donde los agregadores son muy comunes. Muchos consumidores utilizan sitios como Kayak o Skyscanner para comparar los precios de diferentes sitios de internet antes de comprar, para poder elegir la opción más barata. Podríamos definir Fidmi como un Skyscanner de la comida.

Fidmi no es un repartidor de comida: el usuario termina el pedido en la web o app de la plataforma de reparto o el restaurante. Fidmi trae más claridad y más información a los clientes finales para ayudarles en su decisión a la hora de pedir comida online.

A raíz del covid-19, Fidmi lanza una iniciativa para ayudar a los restaurantes, los registra gratuitamente y permite que los usuarios pidan directamente a ellos sin pasar por las grandes empresas. Fidmi elimina así costes para ellos y les ayuda a ganar visibilidad. Habla de hasta un 30%-35% por pedido, sin mencionar los costes fijos mensuales.

Fidmi es la primera aplicación/plataforma en Europa que tiene todos los restaurantes que reparten a domicilio 

Fidmi aporta innovación en el producto siendo la primera aplicación/plataforma en Europa que tenga todos los restaurantes que reparten a domicilio y compare todas las opciones de comida para el consumidor.

La compañía la forman dos socios, Solène Coroller y Raúl Catalán. Solène es francesa y Raúl español, se conocieron trabajando juntos en una empresa del sector de viajes. Viven en Barcelona y les encanta la comida. Piden comida a domicilio cada semana para darse un pequeño capricho. Su pedido favorito es sushi para una noche en frente de una peli.

La idea de Fidmi nace como consecuencia de no poder encontrar los mejores restaurantes que reparten a domicilio sin necesidad de cambiar de aplicación y no poder comparar las empresas de reparto fácilmente para encontrar la mejor oferta. Por esta razón y por trabajar de la mano de algunos metabuscadores, como Kayak y Skyscanner, Solène y Raúl deciden emprender y empezar Fidmi.

Hacen una búsqueda de competidores potenciales y posibles competidores. Realizan una campaña de viabilidad con encuestas sobre hábitos de comida a domicilio y comparación de los costes de entrega/menú a domicilio.

El objetivo de la compañía es expandirse lo máximo posible en España y Francia antes de crecer en nuevos países.