SERES ha dado a conocer las principales conclusiones de su estudio “Implantación de la Factura Electrónica en España 2019”, el cual muestra que el 3,63 de las empresas del sector de infraestructuras sigue apostando por la facturación electrónica. 

El número de facturas electrónicas procesadas en 2019 en nuestro país ascendió a 206.464.053 documentos, un 13,51% más que en 2018. Del total, 171.773.817 documentos corresponden a transacciones entre empresas, 22.292.891 a operaciones entre empresas y las administraciones públicas y 12.397.345 a ventas de empresas a particulares. 

“Los datos del estudio son muy importantes porque el número de empresas que operan en el sector de Infraestructuras no es muy elevado si se compara con el volumen de negocios en otros sectores. Sin embargo, el porcentaje de empresas de infraestructuras usuarias de la factura electrónica es muy superior a la mayoría de los sectores”, afirma Alberto Redondo, director de Marketing de SERES para Iberia y LATAM.

La administración pública y la factura electrónica 

El hecho de que los proveedores de las Administraciones Públicas comiencen a facturar de manera electrónica conlleva que el resto de empresas con las que mantienen relaciones comerciales también adopten la e-factura. Con la finalidad de facilitar al máximo este proceso, en España se puso en marcha la plataforma FACeB2B, a través de la cual los operadores económicos y particulares pueden remitir facturas a los subcontratistas de los contratos del Sector Público.

El Sector Servicios es donde la factura electrónica tiene un mayor grado de implantación, tanto en emisión como en recepción, con un aumento del 8,14% y el 3,35% respectivamente respecto a 2018. Le sigue Industria, con un 27,81% de empresas emisoras y un 28,07% de receptoras, pero con una reducción del 13,99% y del 8,61% respectivamente sobre 2018. 

SERES ha dado a conocer las principales conclusiones de su estudio “Implantación de la Factura Electrónica en España 2019”

Datos nacionales de ahorro con la firma electrónica 

Gracias al uso de la factura electrónica, en 2019 se ahorraron más de 1.600 millones de euros en la gestión de facturas emitidas y recibidas, y el equivalente en horas de trabajo de más de 442 años laborales. 

Por Comunidades Autónomas, las empresas de Madrid (36,69%), Cataluña (28,93%), Andalucía (9,17%) y Valencia (4,94%) lideran el ranking en volumen de emisión, con notables cambios respecto al año pasado, ya que Cataluña aumenta su cuota en un 17,77%, mientras que Andalucía y Valencia la reducen en un 0,67% y un 3,2% respectivamente.

Documentos y empresas receptoras

El mayor volumen de facturas recibidas en 2019 se registró en Madrid (29,22%), Cataluña (24%), Andalucía (8,13%), Galicia (7,16%) y Comunidad Valenciana (5,81%), manteniendo el ranking del año pasado y con variaciones más ajustadas.

En cuanto a las empresas receptoras, Madrid (18,62%), Cataluña (16,65%), Andalucía (9,02%), Castilla y León (8,26%) y Comunidad Valenciana (8,19%) ocupan las cinco primeras posiciones sin apenas variación respecto al 2018.