ONO, compañía líder en comunicación y entretenimiento por fibra óptica, anunció hoy sus resultados operativos y financieros correspondientes al primer trimestre de 2013. La compañía cerró el ejercicio con 179 millones de euros de EBITDA, un 4,0% menos con respecto al mismo periodo de 2012, debido a gastos derivados de una reclasificación contable aplicada en el primer trimestre de este año (disposición PPA). Sin incluir este efecto contable, el EBITDA se mantuvo estable en línea con el alcanzado en el mismo periodo del año anterior.
ONO registró un resultado neto negativo en el primer trimestre de 2013 de 23 millones de euros, como consecuencia de las diferencias de tipo de cambio de la deuda que la compañía tiene emitida en dólares, así como por los gastos de la emisión de bonos de 260 millones de euros completada en febrero de 2013.

Los ingresos de la compañía crecieron en uno de los trimestres más duros para las telecomunicaciones en España, marcado por la fuerte competencia en el sector, por las constantes bajadas de precios, con aumentos de cargas impositivas y con una elevada presión sobre los márgenes. Sin embargo, en este difícil contexto, al que se suma una drástica bajada del consumo, ONO ingresó 398 millones de euros a cierre de marzo de 2013, un 4,1% más frente al mismo periodo del año anterior.
En el segmento Residencial, el ARPU -ingreso medio por cliente- se mantuvo estable en los 52,1 euros y las ventas alcanzaron los 281 millones de euros de enero a marzo de 2013. Los bajos niveles de demanda se están notando más en este segmento, debido al entorno de fuerte competencia, la difícil situación por la que atraviesan gran parte de los hogares españoles y por las agresivas ofertas comerciales lanzadas al mercado por todos los operadores en los últimos meses.
Por otra parte, el segmento de Empresas mantiene la tendencia positiva que está demostrando cada trimestre. Sus ventas crecieron un 29,4% hasta alcanzar los 116 millones de euros a 31 de marzo de 2013. El segmento Pymes experimenta un crecimiento del 5,4% en el trimestre, hasta alcanzar los 22 millones de euros. La evolución de esta división se consolida periodo tras periodo gracias a una oferta de productos de calidad con precios muy competitivos, que facilitan el día a día de los pequeños negocios, con soluciones innovadoras como los servicios multisede o cloud computing.
Las inversiones acometidas de enero a marzo de 2013 alcanzaron los 59 millones de euros, y estuvieron principalmente centradas en la instalación de productos de altas velocidades y TiVo® a la base de clientes del operador.