DuckDuckGo Google motor de búsqueda

El motor de búsqueda DuckDuckGo, que pretende preservar nuestra privacidad, está ganando gran fama entre los usuarios de Internet. Como se desprende de los últimos datos: en 2020, el aumento de las solicitudes se sitúa en más del 62%.

DuckDuckGo es un proyecto que se creó en 2008 basado en una plataforma de código abierto. Gabriel Weinberg, su creador creía en la necesidad de hacer algo distinto ante la ausencia de privacidad en el universo de Google.

DuckDuckGo fue originalmente un motor de búsqueda muy especializado, sin embargo, a la luz de las violaciones de datos altamente publicitadas y los incidentes de vigilancia identificados de los usuarios de Internet, su popularidad ha crecido de manera constante, según destaca Hitech. Como puedes ver en la declaración del sitio web BleepingComputer, DuckDuckGo registró un aumento en las búsquedas diarias de más del 62% sólo en 2020. Esto significa que, en promedio, este motor de búsqueda recibe cerca de 90 millones de consultas al día.

DuckDuckGo registró un aumento en las búsquedas diarias de más del 62% sólo en 2020

Si DuckDuckGo continúa creciendo a un ritmo tan rápido, el navegador pronto se convertirá en una gran ‘amenaza’ para el gigante tecnológico Google. La vigilancia de los usuarios en Internet y cómo evitarla es un tema de moda. Apple, por ejemplo, lo usa para comercializar sus dispositivos: los coloca como seguros. Pero hay startups que han jugado la carta de la privacidad hace mucho tiempo. ¿Cómo tener éxito en el mercado de búsquedas de Internet si está dominado por Google? Microsoft con su Bing resolvió este problema en gran parte y, por defecto, integró el motor de búsqueda en sus otros productos.

Y el estadounidense Gabriel Weinberg hizo de la privacidad una característica de su motor de búsqueda DuckDuckGo. Sin spyware y con un mínimo de publicidad, ha tomado un lugar sólido en el mercado y está en demanda, según destaca Vedomosti. Sí, con una pequeña participación – 0.4%. Pero quién no es pequeño en comparación con Google (92,3%). Y, por ejemplo, con la participación de Yahoo! (1,6%). La puesta en marcha de Weinberg le está generando beneficios.

Weinberg guarda silencio sobre el hecho de que los motores de búsqueda transmiten todos estos datos de forma impersonal. Por otro lado, en 2005, AOL publicó accidentalmente detalles de una búsqueda realizada por sus 650.000 usuarios a través de Google. Y los periodistas de The New York Times mostraron claramente cómo, a partir de esta información, se puede espiar y sacar datos del usuario de forma realmente sencilla.