destructora documentos confidenciales
destructora documentos confidenciales

La mayor parte de los documentos confidenciales que los españoles destruyen en casa (el 73%) son extractos bancarios, según un estudio realizado por Fellowes, compañía que ofrece una amplia gama de destructoras de papel y productos ergonómicos para equipar oficinas y hogares. Le siguen de cerca documentos corporativos (70%) y facturas (58%). Este estudio también revela que el 57% de los españoles tiene su propia destructora en casa y que la usan una media de entre una y tres veces a la semana, invirtiendo entre uno y cinco minutos en esta labor.

Entre los principales motivos por los que los españoles destruyen datos documentos confidenciales destaca la preocupación por la información personal y el robo de identidad. Aunque la mayoría de los encuestados también reconoce que le gusta guardar una bandeja de papel con ciertos documentos. Y es que con la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos el próximo mes de mayo, proteger datos sensibles va a ser más necesario que nunca.

Entre los principales motivos por los que los españoles destruyen datos documentos confidenciales destaca la preocupación por la información personal y el robo de identidad

El 61% de los encuestados para este estudio afirma que ha comprado su destructora en el último año y casi la mitad de ellos dice haber gastado menos de 60€ en la máquina. En cuanto a los factores que influyen en la decisión de compra sobresale el precio, en el que un 50% de los encuestados se fijan antes de comprar, y el 25% afirma buscar promociones y ofertas a la hora de adquirir una destructora.

Otro de los aspectos que analiza este estudio realizado por Fellowes son las prestaciones que los consumidores buscan a la hora de hacerse con una destructora de papel. El servicio prestado y la garantía del producto, así como los años que vaya a estar vigente esa garantía, y el alto rendimiento de la destructora ocupan los primeros puestos en la mente de los españoles.

Héctor Barak, director general de Fellowes Ibérica, dice: “La destrucción de documentos sensibles es fundamental, también a nivel personal, todavía más si cabe a partir del mes de mayo, con la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos. La suplantación de identidad y el robo de la cuenta bancaria son una realidad, y cada uno de nosotros somos responsables de protegernos en la mayor medida. Más allá de pensar en el precio de estas máquinas, debemos pensar en todo lo que supone no destruir información sensible nuestra y de terceros. Desde Fellowes trabajamos para ofrecer una gran variedad de opciones a usuarios que decidan deshacerse de documentos confidenciales una vez llegado el momento de hacerlo”.

El hecho de que la destructora cumpla con los estándares de seguridad a la hora de destruir documentos está especialmente valorado por el 62% de los encuestados en este estudio, y también lo está la prevención de atascos de papel en la destructora (55%). Los españoles consideran las destructoras automáticas mejores en casi todas las prestaciones, especialmente en la velocidad de destrucción y en la tecnología libre de atascos, aunque también demandan mejoras, como una mayor capacidad del contenedor de papel y la habilidad de destruir más elementos.