Cómo elegir a un buen desarrollador de apps?

El interés por desarrollar aplicaciones propias se ha incrementado de forma importante en estos últimos años, sobre todo después de la declaración de la alerta sanitaria provocada por el COVID-19.

Aunque si bien es cierto que hay plataformas que nos permiten crear aplicaciones de una forma más sencilla, no siempre se adaptan a nuestras necesidades.

Una buena alternativa es contar con un desarrollador de apps que nos ayude a dar forma a nuestro proyecto a medida, pero… ¿Cómo podemos encontrarlos? Aquí te vamos a dar algunas de las claves que te pueden ayudar con el proceso.

¿En qué debemos basarnos para elegir a un buen desarrollador de apps?

1.    Experiencia

Si el desarrollador no tiene demasiada experiencia, no es recomendable elegirlo.

Te hace falta contar con un equipo con experiencia, que ya se hayan encargado de diseñar muchas aplicaciones y que te pueda mostrar su portfolio para ver su estilo, funcionamiento y rendimiento.

Esta experiencia también es fundamental para que el experto te pueda dar tiempos realistas y un precio de mercado que realmente se adapte a nuestras respuestas. Podrá contestar a tus preguntas con mucha más seguridad.

El hecho de tener esta experiencia consolidada la ayudará a agilizar esas primeras fases en las que se incluye la comunicación con el cliente. Además, si se produjese algún tipo de eventualidad o contratiempo, tendremos claro que sabrá cómo sortearla.

En el caso de expertos como Yeeply, empresa de desarrollo de apps, podrás conectar con el profesional que mejor se adapte a tus necesidades.

2.    Equipo

Lo más habitual es que no solo contratemos un desarrollador de apps, sino que se trate de un completo equipo en el que se deleguen las tareas.

En este caso, también es importante conocer al equipo.

Lo primero que debes hacer es acceder a la página de la compañía, al apartado de “¿Quiénes somos?” y echar un vistazo al equipo que va a trabajar para ti.

Debes asegurarte de que sea fácil trabajar con ellos, que puedan entender tus necesidades con facilidad y que puedan leer entre líneas. Y es que no siempre es fácil explicar una idea y conseguir que la otra persona la entienda.

Es recomendable tener una reunión antes de empezar con el desarrollo de la app. Esto te permitirá saber cómo funcionan, entre otros detalles.

  • En el caso de que se ganen tu confianza, podrás seguir adelante.
  • Pero si hay algo que no te termina de convencer en su forma de funcionar o en sus valores, quizá deberías buscar otra alternativa.

3.    Comparación entre varios desarrolladores

No es interesante quedarse con el primer desarrollador que nos recomienden, por mucho que nos lo hayan vendido como el mejor.

La mejor opción es comparar entre varias opciones y quedarse con aquella que mejor nos cuadre. Para ello, confecciona una idea de todos los perfiles que puedan encajar con tu proyecto.

  • Revisa si el servicio que te están ofreciendo ofrece tiempo de soporte.
  • Lee la cantidad de actualizaciones que están incluidas.
  • También te interesa saber si ellos mismos se encargan de la subida los markets, o si te tocaría hacerlo por tu cuenta.
  • No dudes en solicitar demostraciones y presupuestos.

Importante: el objetivo es encontrar un buen equilibrio entre un servicio de calidad, buenos precios y que exista ese feeling que nos haga confiar en la entidad.

Si tienes alguna duda sobre si el desarrollador se adaptará a lo que buscas, también puedes echar un vistazo a las opiniones o referencias.

4.    Opiniones / referencias

Las opiniones o referencias son reviews en potencia en donde se analiza por completo el servicio que un cliente ha recibido sobre esta empresa. Se detallarán los pros y los contras de la forma en la que cada cliente lo ha vivido.

La forma de usarlas correctamente es hacer una valoración global de las mismas; jamás nos deberíamos quedar únicamente con una reseña positiva o negativa, ya que seguramente no será todo lo representativa que debería.

Después de probar el servicio no te olvides de dejar tu propia opinión, ya que así contribuirás a la comunidad.

5.    Otros servicios

Para conseguir que una aplicación funcione no solo es necesario tener un buen desarrollo. También tendrás que darle promoción, saber cómo venderla, tendrás que adaptarla, entre otras acciones.

De aquí la importancia de que el desarrollador pueda hacer algo más que crearla: debería tener experiencia en ventas, incluso hasta contar con un propio equipo de marketing y herramientas que permitan monitorizar el impacto de la app en el mercado.

Es cierto que todos estos servicios elevarán el precio de tu precio, pero te dará unas ciertas garantías de que el proyecto funcionará.

Te recomendamos que dejes este proyecto siempre en manos de profesionales. Se especializan en el desarrollo de apps nativas para Android e IOS, además del desarrollo de aplicaciones web.

Estos 5 criterios son definitivos a la hora de encontrar al desarrollador de aplicaciones que has estado buscando.