El Grupo CMC, consultora multinacional española en el entorno de las Tecnologías de la Información y las comunicaciones, ha adquirido dos empresas dentro de su estrategia de expansión internacional. Las empresas adquiridas son: SOA Professionals, en México y CFS Consulting, en Italia.

Con la operación en México el Grupo CMC da un paso muy importante en la consolidación de su posicionamiento en Latinoamérica, tras la adquisición, realizada hace ahora un año, de otra empresa en Colombia. Grupo CMC no descarta la apertura de nuevas sedes en otros países sudamericanos.

Asimismo, la compra de CFS Consulting en Italia, junto con la presencia del grupo en España y Portugal, también supone un gran avance en el posicionamiento geográfico en el Sur de Europa. La presencia en LATAM y en Europa supone un vector clave en la estrategia de crecimiento del grupo, permitiendo tanto la gestión global de determinados clientes como la exportación a estos países de sus soluciones tecnológicas desarrolladas en nuestro país.

Tras estas dos operaciones el Grupo CMC dispondrá de una capacidad de prestación de servicios en estos países con más de 160 profesionales. Grupo CMC realiza proyectos actualmente en Sudáfrica, Chile, Estados Unidos, Argentina, Brasil, Reino Unido, Alemania y Emiratos Árabes.

Exportar tecnología desarrollada en nuestro país

El objetivo del Grupo CMC, dentro de su estrategia de expansión multinacional, es por un lado poder ofrecer servicios y soluciones a clientes globales que operan en dichos países y por otro, exportar sus soluciones de negocio basadas en tecnología y desarrolladas en España. Grupo CMC oferta en el mercado internacional todas sus soluciones, dirigidas a la transformación digital y movilidad, al Internet de las cosas (IoT), a la seguridad TIC y a las telecomunicaciones avanzadas, con fuerte presencia en los sectores de banca, seguros, telecomunicaciones, energía y el mundo e-Health.

Según Jaime Hortelano, CEO del Grupo CMC, “nuestra visión de negocio pasa por desarrollar soluciones con un alto componente de innovación, con tecnología vanguardista, que den respuestas eficaces para el negocio de nuestros clientes en entornos tan importantes como la banca, los seguros, la gestión de la energía, la gestión del agua y otros recursos naturales, las telecomunicaciones, la salud, etc. Para nosotros –apunta Hortelano–, es muy importante nuestro posicionamiento multinacional ya que hoy en día es clave poder atender de modo global a clientes globales, así como estar en el mayor número de mercados posibles para disponer de mayores capacidades de venta y obtener mayor y más rápido retorno de nuestras inversiones en I+D+i”.