MMD,  socio licenciatario para los monitores Philips, presenta una simplicidad “todo-en-uno” para los escritorios en cualquier lugar. Con la nueva base Philips USB Docking, los usuarios solo tienen que acoplar su notebook a través de un cable USB y fijar su pantalla preferida adaptada a VESA. El resultado: un fácil acceso a todos los periféricos de la oficina e Internet mediante una conexión USB 3.0 única y sumamente rápida. Completado por un monitor Philips, el soporte combina estos avances en productividad y comodidad con una excelente experiencia de visualización.

Más conexiones, menos desorden

La nueva base USB Docking de Philips SB4B1928UB está integrada por un soporte, ergonómico y con buen diseño, que los usuarios pueden acompañar con una nueva pantalla Philips de su elección o cualquier otra que ya tengan mientras esté adaptada a VESA (100 x 100). Además de un soporte para las pantallas de 19” a 28” (48 a 71 cm), ofrece a los usuarios una mayor flexibilidad para elegir (e intercambiar) pantallas.

El soporte es un buen complemento para los ultrabooks más recientes preferidos por los profesionales móviles que trabajan en múltiples ubicaciones. Aportando una solución al principal inconveniente de estos portátiles – su limitado abanico de conectores –, el nuevo soporte y dock ofrece un hub USB 3.0 integrado y Ethernet RJ45. “Los usuarios pueden conectarse en la oficina y ponerse a trabajar inmediatamente”, declaró Thomas Schade, vicepresidente para EMEA (Europa, Oriente Medio y África) en MMD. “Y tampoco tienen que lidiar con un desorden de cables en su escritorio. Gracias a la universalidad del USB, el nuevo soporte funciona con cualquier portátil que tenga un puerto de este tipo. Permite a la gente conectarse al instante, con acceso inmediato a través de un solo cable a los periféricos de la oficina, Internet y una fuente de alimentación”.

Ampliando la experiencia de visualización

El soporte proporciona a los usuarios la libertad para elegir el tamaño, la resolución y la tecnología de la pantalla más adecuados a sus aplicaciones, hasta la deslumbrante claridad de la resolución 4K UHD con sus 3840 x 2160 píxeles. Y si una pantalla no es suficiente, los usuarios pueden conectar hasta seis monitores en el soporte y dock a través de HDMI, DisplayPort y USB, todo ello con solo un cable USB entre éste y el ordenador. Es un modo sencillo de crear un espacio de trabajo ordenado con múltiples monitores para favorecer una mayor productividad.

Pensando en el bienestar del trabajador

Pese a su simplicidad “todo-en-uno”, el diseño del nuevo Philips Docking Stand no tiene nada de “misma talla para todos”. Con el diseño Philips SmartErgoBase, el soporte se puede subir o bajar, inclinar, girar y rotar para poner la pantalla en la posición adecuada para el usuario. La reducida altura del borde a la mesa garantiza la máxima comodidad de lectura, especialmente para quienes llevan gafas con lentes bifocales, trifocales o progresivas. Y aunque la base, con su conexión de cables USB 3.0 única, elimina la mayoría de los enredos de cables de los escritorios, también incorpora capacidades adicionales para gestionar éstos y mantener el espacio de trabajo ordenado y profesional.