Canon anuncia la incorporación de nueve cámaras de seguridad en red a su gama. Las nuevas cámaras de alto rendimiento son ideales para una amplia variedad de entornos interiores y exteriores, incluyendo el retail, la vigilancia urbana y la monitorización de infraestructuras críticas. Las nueve cámaras incorporan la avanzada tecnología de lentes de ultra-baja dispersión de Canon, con ángulos de visión amplios, revestimiento de infrarrojos antirreflectante y un nuevo sensor CMOS de alta sensibilidad para conseguir nuevos niveles de rendimiento con luz escasa.

Las nuevas incorporaciones a la gama de cámaras en red de Canon incluyen una gama completa de formatos de cámaras en red, incluyendo modelos para uso tanto en exteriores como en interiores, cámaras PTZ, cámaras domo fijas y cámaras con carcasa fija.

Las nuevas cámaras PTZ ofrecen a los usuarios una gama zoom más amplia para mejorar la identificación y el rendimiento con poca luz. Además, los últimos modelos para exteriores cumplen con la certificación IK10 de resistencia contra el vandalismo, lo que garantiza a los usuarios el funcionamiento continuado de las cámaras en todas las condiciones. El diseño de la carcasa y el material del cuerpo de las cámaras para exteriores también son capaces de soportar una gama de temperaturas más amplia, lo que permite su utilización en distintas condiciones ambientales.

La gama completa de las nuevas cámaras de seguridad en red cuenta con un sistema de codificación H.264 optimizado, así como con unos ajustes de calidad de imagen redefinidos. La incorporación de la nueva tecnología ADSR (Area-specific Data Size Reduction = Reducción del Tamaño de los Datos de un Área Específica) ofrece un mayor control del ancho de banda, lo que permite a los usuarios seleccionar hasta ocho áreas distintas en el ángulo de visión para la grabación HD, mientras que las áreas restantes se graban con definición estándar. Esta tecnología ayuda a reducir los costes generales de infraestructura y almacenamiento.

Tecnología de lentes avanzada

Gracias a la tecnología Canon más reciente, diseñada para garantizar el máximo rendimiento, las últimas cámaras en red de Canon incorporan dos tipos de lentes, el High UD y el Super UD. Las lentes Super UD minimizan la inconsistencia del enfoque bajo luz visible y luz infrarroja, a la vez que ayudan a mantener un enfoque preciso y una resolución alta cuando cambian las fuentes de iluminación. Por su parte, las lentes High UD compensan la aberración cromática a la vez que reducen el tamaño físico general de la lente, siendo estas las primeras cámaras en red de Canon en incorporar lentes High UD.

Julian Rutland, Planning and Strategy Director, Canon Europa comenta: “La videovigilancia se ha convertido en una herramienta fundamental contra el crimen y para la mejora de la seguridad. La industria CCTV está evolucionando rápidamente y es muy importante que los integradores sean capaces de ofrecer a los clientes soluciones adecuadas a sus entornos específicos y sus necesidades empresariales. Nuestras nuevas cámaras representan una importante incorporación a la oferta de la videovigilancia, ofreciendo las prestaciones de alta calidad con poca luz que está demandando el mercado, a la vez que se mantienen al mínimo los requisitos de ancho de banda”.

La nueva gama de cámaras en red es compatible con Perfil S ONVIF, lo que permite una integración sencilla con la mayoría de las plataformas VMS, así como con Perfil G, para la grabación, búsqueda y reproducción de partes de la grabación del dispositivo.

Julian Rutland añade: “Nuestras nuevas cámaras ofrecen a los integradores de sistemas y a los clientes el formato de producto, el rendimiento, la durabilidad, el cumplimiento y las certificaciones que el mercado de seguridad está demandando en la actualidad, lo que hace que estos equipos destaquen como cámaras de videovigilancia de alto nivel tanto para su uso tanto en interiores como en exteriores”.