CaixaBank presenta el primer esquema de computación híbrida 

CaixaBank ha presentado un esquema de computación híbrida, el cual combina en las distintas etapas del proceso el cálculo de computación cuántica y la computación convencional con fin de clasificar los perfiles de riesgos crediticios.

De esta forma la compañía presidida por Jordi Gual avanza en su estrategia de preparación para la llegada de la computación cuántica. Este esquema se llevó a cabo gracias a un conjunto de datos público, correspondiente a 1.000 supuestos usuarios, con un perfil muy similar a clientes reales, pero con información completamente figurada para la realización de la prueba.

Con este proyecto, la entidad mejora en la simulación de escenarios de riesgo y Machine Learning donde los algoritmos son cada vez más complejos y requieren de grandes cantidades de datos para aprender, a la vez que avanza en su análisis de las aplicaciones de la computación cuántica.

Primera entidad de España en trabajar con computación cuántica

Previamente a este desarrollo, la compañía llevó a cabo un proyecto basado en simulaciones de evaluación del riesgo de activos financieros, a través de un algoritmo cuántico capaz de evaluar el riesgo financiero de dos carteras creadas específicamente por el proyecto a partir de datos reales, una de hipotecas y otra de bonos del Tesoro.

De esta forma, CaixaBank se convirtió en la primera entidad de España y una de las primeras del mundo en incorporar la computación cuántica a su actividad de innovación. Y es que, este ejercicio ha permitido a la entidad capacitarse en el despliegue de versiones cuánticas de algoritmos clásicos y validar la convergencia de la solución cuántica.

La compañía presidida por Jordi Gual avanza en su estrategia de preparación para la llegada de la computación cuántica

CaixaBank, líder en innovación

Con el objetivo principal de responder a los requerimientos de sus clientes y garantizar su crecimiento a la vez que se adapta a las necesidades de negocio y disponibilidad de información, CaixaBank realiza una gran inversión en tecnología.

Lo que implica una continua apuesta por tecnologías emergentes y pioneras, desde el blockchain a la robótica, pasando por la IA y la computación cuántica. Y es que, gracias a esta estrategia de transformación digital, la compañía se ha situado entre los bancos mejor valorados del mundo por la calidad de sus productos y servicios digitales. 

En 2019, la entidad ha sido reconocida como;

  • La Mejor Transformación Bancaria en Europa Occidental por la revista Euromoney
  • El Banco Más Innovador en Europa Occidental por la revista estadounidense Global Finance 
  • Mejor entidad de Banca Privada del mundo por su comunicación digital a sus clientes, en los Wealth Tech Awards de la revista PWM, del grupo Financial Time