El Centro de súper computación de Castilla y León (FCSC) es una fundación de derecho público, constituida a principios de 2008 e impulsada por la Junta de Castilla y León, a través de diversas consejerías y de la Universidad de León. El objetivo de la Fundación es el de mejorar las tareas de investigación y prestar servicios de supercomputación a universidades, centros de investigación y empresas. La supercomputadora del FCSC es la segunda de España por capacidad de cálculo. El FCSC ofrece sus servicios de cálculo a centros de investigación públicos, pero también a compañías privadas.

A diferencia de otros centros de supercomputación, el FCSC es un centro tecnológico en el que se desarrollan proyectos de investigación propios, pero es también un centro de servicios para cualquier entidad o empresa que necesite ejecutar servicios de cálculo y llevar a cabo proyectos que tengan necesidad de calculo intensivo. Además, proporciona servicios de consultoría y diseño de proyectos de cálculo para las empresas que lo necesiten. En este sentido, entre los usuarios del FCSC, se encuentran tanto grandes compañías, como pequeñas empresas que llevan a cabo investigación, especialmente en sectores como el farmacéutico, biotecnológico, aeronáutico, automoción, etc. Existe una gran demanda de capacidad de cálculo por parte de las empresas, que en muchos casos no tienen la capacidad económica para disponer de su propio superordenador, o tienen una demanda intermitente, que no requiere una inversión semejante.



Reto

El primer paso fue crear las infraestructuras de la FCSC, para lo cual se lanzaron dos concursos públicos: uno para la construcción de la sala y el recinto y otro para la infraestructura de hardware y software del superordenador.

El concurso incluía una serie de requisitos para la arquitectura de la infraestructura del sistema, tanto en lo que se refiere al hardware como al software. Los criterios de adjudicación fueron bastante complejos: incluían obviamente el precio, pero también la potencia del sistema, requisitos de arquitectura y rendimiento, etc. El sistema operativo constituía otro de los factores a tener en cuenta. Una de las exigencias de la fundación era que el software de la infraestructura estuviera basado en Linux, aunque existía libertad en cuanto a la distribución presentada.

Al concurso público se presentaron varias empresas de hardware: HP, IBM, Dell y Bull. Todas ellas presentaron a Red Hat Enterprise Linux como la plataforma operativa más adaptada a las necesidades de infraestructura de FCSC.

“La elección de una solución basada en Linux era una prioridad para nosotros. Red Hat Enterprise Linux proporciona una solución fiable, eficiente y robusta y por ello supone la opción más adaptada y económica para entornos de alto rendimiento como nuestro centro de supercomputación y los clusters de cálculo intensivo. A ello se suma que la inmensa mayoría del software científico de aplicación se ejecuta preferiblemente sobre Linux”, señala Antonio Ruiz Falcó, director técnico del FCSC


Solución

El adjudicatario de la instalación del sistema fue HP, que entregó al FCSC el sistema completo, integrado y funcionando. Red Hat, como partner de HP, proporcionó el sistema operativo Red Hat Enterprise Linux de toda la plataforma.

La infraestructura del FCSC dispone de un cluster de visualización, algo único en España. Está compuesto por 10 máquinas de dos procesadores con 4 cores. Su función es la de procesar y visualizar resultados. Este cluster está orientado al preproceso y postproceso y todas las actividades relacionadas con el tratamiento de imagen y presentación de resultados.

La infraestructura incluye además un cluster de cálculo paralelo y un cluster de memoria compartida, además de una serie de elementos periféricos, como son el sistema de almacenamiento, que se eleva a alrededor de 170 terabytes, todos los sistemas de seguridad, servidores de correo, servidor web, servidores de autentificación, etc. En total, el FCSC dispone de cerca de 400 servidores, todos ellos con Red Hat Enterprise Linux como sistema operativo.



Beneficios

Además de proporcionar alta disponibilidad, fiabilidad, rendimiento y estabilidad, la elección de Red Hat Enterprise Linux ofrece a FCSC una clara ventaja competitiva gracias a la compatibilidad certificada con los principales fabricantes de hardware y software. Este amplio ecosistema de certificación garantiza a FCSC una mayor flexibilidad a la hora de elegir las soluciones de software y hardware pretenda instalar en la infraestructura en un futuro.

En cuanto a su infraestructura, un centro de supercomputación no difiere demasiado de un centro de datos común. La particularidad del súper computador se presenta en el uso que se hace de los recursos a nivel de explotación. Las infraestructuras en un centro de computación están funcionando permanentemente al 100% de sus posibilidades. Por este motivo, todo lo relacionado con la fiabilidad, disponibilidad y ausencia de fallos es altamente crítico para los responsables del FCSC.

“El cluster de cálculo paralelo del FCSC se compone de 304 máquinas. Si fuera necesario ejecutar un trabajo sobre 1024 procesadores a la vez (128 nodos), es imperativo garantizar que los 128 nodos sean capaces de trabajar conjuntamente durante todo el tiempo que dure el proyecto, que en ocasiones puede ser de varios meses. Red Hat Enterprise Linux ha demostrado su capacidad para cumplir con éxito estas exigencias de rendimiento”, señala Falcó.