Para una nación de 127 millones de habitantes como es Japón, el poder de los operadores de divisas puede parecer sorprendente. A nivel mundial, el número de cuentas de comercio de divisas al por menor representan menos del 10% de los cuatro trillones de dólares de transacciones de divisas diarias, pero los comerciantes japoneses son tan activos que son responsables de movimientos significativos en las monedas con las que invierten. Por ejemplo, el 4% de la facturación diaria de la libra esterlina se debe a inversores minoristas japoneses, al igual que el 5% del volumen de negocio del dólar australiano, según un estudio realizado en 2009 por el Banco de la Reserva de Australia. En total, los inversores japoneses mueven la friolera del 30% de las operaciones al contado en el yen, según el Banco de Pagos Internacionales.

Estos datos se afianzan con las actuaciones del Banco de Japón, que dirige la política monetaria basándose en el principio de la estabilidad de precios con el fin de contribuir a un fuerte desarrollo de la economía nacional y reafirmar el marco para la gestión de la política monetaria, tal y como refleja en su informe “El ‘objetivo de estabilidad de precios’ en el Marco para la Gestión de la Política Monetaria”. Este ‘objetivo de estabilidad de precios’ fija la tasa de inflación sobre una base sostenible que aumentará en función a cómo se incrementen los esfuerzos de las entidades para fortalecer la competitividad, lo que implicará el crecimiento de la economía japonesa. Igualmente, es destacable el hecho de que la deuda de Japón esté colocada dentro del propio país, lo que da una idea del alto potencial de los inversores japoneses y pone de manifiesto la fuerte cultura financiera que respira el país nipón.

A estas afirmaciones hay que añadir las conclusiones de la Organización Japonesa de Comercio Exterior, según las cuales Japón ofrece a las compañías extranjeras tres vías de oportunidades: innovación, plataforma de negocio y ser una potencia económica.

Durante los últimos diez años, con la popularizacion del acceso a Internet, el avance globalizador en el mundo y el acceso electrónico a los mercados se he ido produciendo un importante avance en la aparición de software automatizado de trading en diversos mercados, habitualmente conocido como autotrading. Este ámbito ha sido históricamente un feudo del software privativo, sin embargo, en los últimos años se ha apreciado un progresivo avance en el uso de soluciones de código abierto en estos entornos, que denota cómo se está incrementando el trabajo abierto y colaborativo en este área.

FOREX RobinVOL, el mejor robot financiero del mundo para invertir en los mercados de divisas internacionales, creado por OpenSistemas, apuesta por la innovación abierta estableciendo un estándar de transparencia, medición y seguimiento de calidad en esta fase de crecimiento exponencial que está experimentando.

Para Luis Flores, CEO de OpenSistemas, en el apasionante mercado Forex, tan denostado en algunas ocasiones por iniciativas poco serias y profesionales, “nuestra organización ha querido diferenciarse a través de RobinVOL, con un producto robusto y fiable, con un soporte sólido y transparente y una relación directa y sincera con la comunidad”. Así lo reitera Fernando Monera, CINO de la empresa, “la innovación abierta es la bandera de OpenSistemas, ya sea en la forma en que dirigimos nuestro negocio y a nuestra gente, como en la manera en que trabajamos con nuestros partners. Con FOREX RobinVOL no iba a ser menos, de ahí que hayamos creado un nuevo apartado en el sitio web dedicado a testimonios que nos guíen para un desarrollo óptimo de nuestra herramienta de inversión, ya que solo con transparencia y colaboración es posible la innovación abierta y el desarrollo”.

Respecto a la estrategia de la organización en Japón, Monera afirma: “Primero de todo, Japón es con diferencia el mejor país para las ventas de RobinVOL y eso es algo que me gusta mucho. Después de tantos meses he tratado con gente de todo el mundo y mi impresión es que los japoneses tienden a ser inversores más cautos e inteligentes. Nunca he tenido una queja de un inversor japonés durante una caída normal, ni un entusiasmo excesivo durante una buena ganancia”.

Es tan fuerte la apuesta de OpenSistemas por el mercado japonés que no solo está potenciando el área estratégica del trading, sino que lo considera de gran interés para el resto de sus líneas de negocio basadas en entornos Linux y tecnologías open source. Fruto de esta decidida apuesta es la participación en la LinuxCon que se celebrará en Tokio los días 29, 30 y 31 de mayo de 2013.

Con este cometido, desde la empresa española se ha trabajado en una propuesta de participación basada en el estado del arte en este ámbito de conocimiento y su experiencia en este proceso, desde el punto de vista de la innovación en la empresa. La presentación está orientada a responsables técnicos y de innovación y, en general, a personas interesadas por la nuevas tendencias en entornos Linux y open source. La participación en este encuentro de carácter internacional con esta ponencia bajo el título “Open source software in Trading Environments” le daría el pase de honor a un mercado ávido de software ‘Hi-Tech’ de origen español.