Vodafone España anuncia los resultados financieros del último año fiscal, del 1 de abril de 2012 al 31 de marzo de 2013. Los ingresos por servicios alcanzaron los 4.456 millones  de euros, un 11,7% menos que un año antes. El descenso de los ingresos se debe a: I)  la debilidad del entorno económico, II) la optimización del gasto por parte de los Clientes  y III) el menor tamaño de la cartera de Clientes.
La cartera de Clientes de telefonía móvil cerró con 14.396.000, de los que un 68%  corresponden a Clientes de contrato. En el último trimestre, la base de clientes de prepago se redujo en 740.000.
Los ingresos por datos móviles crecieron  un 16,5% en el último año fiscal impulsados por el fuerte aumento del negocio de Internet Móvil, cuyos ingresos se incrementaron un 52,7% respecto al ejercicio anterior. Este crecimiento está  relacionado con:
•    La creciente penetración de smartphones: en el último ejercicio, el porcentaje de Clientes con smartphone  creció en 15 puntos porcentuales hasta cerrar el año con una penetración del 52,6% sobre el total de la base de Clientes.
•    El éxito de los planes Vodafone RED y Base: al cierre del periodo más de 1,5 millones de Clientes se habían suscrito a alguno de estos nuevos planes de precios lanzados en noviembre pasado.
Los ingresos del negocio fijo disminuyeron un 2,9% en el conjunto del año debido a la fuerte competencia.  Sin embargo, el éxito de las nuevas tarifas integradas, que incorporan Vodafone ADSL a  los planes Vodafone RED y Base ha permitido incrementar la base de Clientes de banda ancha fija en 38.000 en el último trimestre.
El EBITDA se redujo en 0,9 puntos porcentuales respecto al año anterior debido principalmente a los costes de los cambios estructurales acometidos durante  el último trimestre del año. Estos costes forman parte de un profundo programa de transformación. El objetivo es adaptar la compañía a las condiciones del mercado y a las necesidades de los clientes ajustando la organización a la estrategia para ganar en agilidad y flexibilidad. El margen de EBITDA del segundo semestre, con la exclusión de dichos costes, creció 1,6 puntos porcentuales respecto al año anterior gracias a la reducción de los gastos operativos y de los costes comerciales.
Avances en la estrategia

A lo largo del año, Vodafone España ha desarrollado su estrategia sobre tres pilares:
1.    La competitividad de la oferta: en noviembre se lanzaron los nuevos planes Vodafone Base y Vodafone RED. Estos  últimos ofrecen voz y mensajes ilimitados, así como grandes volúmenes de datos para navegación a alta velocidad (entre 1,5 GB/mes y 5 GB/mes). Además, con Vodafone Base y Vodafone RED los Clientes pueden combinar libremente su plan de precios con el smartphone que elijan. Los nuevos planes han superado ya  los 1,5 millones de Clientes. La competitividad de la oferta se  extiende también a las propuestas convergentes, que integran los planes Vodafone RED o Base con Vodafone ADSL. Esta oferta integrada es la más competitiva del mercado para los clientes móviles de Vodafone y prueba de ello es que la adopción de este tipo de soluciones se ha acelerado en los últimos meses: el porcentaje de Clientes de Vodafone ADSL que lo tienen contratado con un plan RED o Base supera el 30%. Este porcentaje se incrementa hasta el 50% si incluimos también los Clientes de Vodafone ADSL que tienen suscrito cualquiera de las tarifas planas móviles de Vodafone  (planes de precios por tallas). En este sentido, el 26% de las altas netas que se han producido en el último trimestre del año fiscal las ha realizado Vodafone. 

2.    La experiencia de Cliente, con avances muy  significativos en el área de soporte al Cliente. Así, por ejemplo, se está trabajando en un proyecto de transformación de la experiencia de Cliente en tienda que se extenderá a un número significativo de puntos de venta a lo largo del próximo año fiscal. En el último ejercicio el uso de  los servicios de autogestión  se ha incrementado de forma notable: el porcentaje de llamadas absorbido por  la autogestión telefónica ha aumentado  en 11,5 puntos porcentuales y el número de usuarios de autogestión online ha crecido en cerca de un 20% y supera ya  los 1,5 millones de Clientes.  El mayor uso de la autogestión ha permitido aumentar significativamente la calidad del servicio a través de agentes. Un buen indicador de esta mejora es el porcentaje de incidencias resueltas en la primera llamada que ha crecido en 10,7 puntos porcentuales hasta el 75%.

3.    La Conectividad: en red móvil la compañía ha seguido invirtiendo y mejorando el despliegue. En el último año, se ha extendido el esfuerzo de refarming de la banda 900 Mhz, iniciado en zonas  rurales, a las grandes ciudades. Este refarming permite ofrecer una mejor cobertura de datos dentro de edificios en las 26 principales ciudades. Además, se ha desplegado la tecnología DUAL Carrier, que permite alcanzar velocidades pico de hasta 43 Mbps,  en las 32 ciudades  de más de 150.000 habitantes y sus áreas de influencia.  El pasado 13 de marzo Vodafone anunció también el despliegue de su propia red FTTH en compartición con Orange. El objetivo es llegar a 6 millones de hogares  en más de 50 ciudades españolas en los próximos 3 años. Mediante este acuerdo que permitirá extender la huella de fibra en España, se ampliará la oferta y la competencia en el mercado y se asegurará la máxima eficiencia en el despliegue e inversiones. En cuanto a la propuesta de fijo, el pasado mes de abril se lanzó ADSL Turbo hasta 35Mbps, el servicio VDSL de Vodafone, sin coste extra alguno para los Clientes.