Symantec anuncia que la información le cuesta a las empresas de todo el mundo $1,1 billones de dólares al año, según el primer estudio de Symantec sobre el Estado de la Información (State of Information Survey). Desde la información confidencial del usuario a la propiedad intelectual o los datos sobre transacciones financieras, las organizaciones disponen de grandes cantidades de información que no solo les permiten ser competitivas y eficientes, sino que también les permiten seguir realizando sus actividades empresariales. De hecho, la encuesta dio a conocer que la información digital puede representar hasta el 49% del valor total de una organización.


“La enorme cantidad de  información que generan las organizaciones en estos momentos puede ayudarles a mejorar el servicio que proporcionan a sus clientes y a incrementar su productividad. Sin embargo, esta misma información también puede suponer una carga importante si no se protege adecuadamente. La compañías que usan de manera efectiva su información tendrán una gran ventaja competitiva frente a aquellas que no lo hagan y, en algunos casos, puede representar una diferencia entre el éxito y el fracaso”, indica Francis deSouza, Presidente de Grupo de Productos y Servicios Empresariales de Symantec Corp. “Con el aumento del volumen de datos y con unos costes cada vez mayores, las compañías exitosas deberán encontrar mecanismos para proteger con mayor eficiencia sus datos y para aprovechar la productividad que pueda proporcionarles dicha información”.


El volumen de la información se está incrementando y aumenta su coste

Las empresas de todos los tamaños tienen que ocuparse de unas enormes cantidades de datos. El tamaño total de la información almacenada actualmente por todas las empresas es de 2,2 zetabytes. Las pymes tienen, como media, 563 terabytes de datos, en comparación con la media de una gran empresa, que es de 100.000 terabytes. El estudio también indica que se espera que la información aumente un 67% a lo largo del año para las grandes empresas y un 178% para las pymes.


Como media, las empresas gastaron al año $38 millones de dólares en tareas relacionadas con la información, mientras que las pymes gastaron $332.000 dólares. Sin embargo, el coste anual por empleado para las pymes es mucho mayor – $3.670 frente a $3.297 dólares para las grandes empresas. Por ejemplo, una pequeña empresa estándar de 50 empleados dedica $183.500 dólares en gestión de la información, mientras que una gran empresa estándar con 2.500 empleados podría gastar $8,2 millones de dólares.


El impacto empresarial de la pérdida de información

Las consecuencias de la pérdida de información empresarial podrían ser desastrosas. “Tendríamos que dejar de funcionar durante, al menos, un par de años, antes de volver de nuevo a nuestras actividades”, advirtió un gestor de TI de una gran empresa de ingeniería cuando se le preguntó por las consecuencias de la pérdida de información empresarial. Los encuestados destacaron el impacto de la pérdida de datos en sus empresas, incluyendo la pérdida de clientes (49%), el daño a la reputación y a la marca (47%), la disminución de ingresos (41%), el aumento de los gastos (39%) y la disminución del precio de las acciones (20%).


Las medidas de protección se quedan cortas

Con tanto en juego, la protección de la información debería ser una de las principales prioridades, aunque las empresas aún están realizando grandes esfuerzos en este terreno. El año pasado, el 69% de las empresas sufrió alguna forma de pérdida de información por diferentes motivos como, por ejemplo, errores humanos, fallos de hardware, problemas de seguridad o pérdida/robo de dispositivos. Asimismo, el 69% de los encuestados ha tenido información confidencial expuesta fuera de la compañía, y un 31% ha sufrido problemas de cumplimiento de políticas y normativas relacionados con la información. Otro asunto destacado es la cantidad de información duplicada que están almacenando las empresas, ya que un 42% de los datos son elementos duplicados. La utilización del almacenamiento también registra unos niveles bajos, con tan sólo un 31% dentro del firewall y un 18% fuera de él.


Todos estos riesgos e ineficiencias hacen que las empresas gasten más de lo necesario en almacenar y proteger su información. Un problema clave identificado por el 30% de las empresas es la expansión de la información – el impresionante aumento de la información desorganizada, difícil de acceder y, a menudo, duplicada en otro lugar.


Las empresas necesitan destacar la “I” de Información” en las “TI”

Para ayudar a las empresas a proteger con mayor efectividad su información, Symantec sugiere las siguientes acciones:

  • Céntrese en la información, no en los dispositivos o en el centro de datos: Con las iniciativas para utilizar los propios dispositivos en los lugares de trabajo y las tecnologías en la nube, la información puede salir con facilidad de las cuatro paredes de una oficina. La protección debe centrarse en la información, no en los dispositivos o en el centro de datos.
  • No toda la información es igual: Las empresas deben poder separar los datos inútiles de la información empresarial valiosa, además de proteger adecuadamente dicha información.
  • Sea eficiente: La deduplicación y el archivado de datos ayudan a las compañías a mejorar su protección y a reducir el almacenamiento de los datos para mantener el ritmo del crecimiento exponencial del volumen de datos disponible.
  • La clave es la coherencia: Resulta importante el establecimiento de unas políticas coherentes para la información que puedan ser implementadas en cualquier lugar: en entornos físicos, virtuales y en la nube.
  • Continúe siendo ágil: Planifique sus necesidades futuras relacionadas con la información mediante la implementación de una infraestructura flexible para apoyar un crecimiento continuo.