Ibermática continúa trabajando en la adecuación de los sistemas informáticos de todas las farmacias del País Vasco para que puedan dispensar los medicamentos con la nueva receta electrónica. El proyecto abarca todo lo necesario para que la nueva plataforma TIC funcione: desde el desarrollo del software hasta el suministro de los servidores y su puesta en marcha, a lo que hay que añadir los múltiples trabajos de consultoría realizados. Se prevé que la ‘e-receta’ termine de implantarse en Euskadi en los primeros meses del próximo año, si bien algunas localidades ya funcionan con ella a modo de prueba piloto con gran aceptación por parte de los usuarios.

Como socio tecnológico de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos del País Vasco, Ibermática está llevando a cabo las labores de consultoría funcional y tecnológica en la implantación de la e-receta en todas las farmacias vascas. Entre sus tareas destacan el diseño de infraestructuras, comunicaciones, adquisición y configuración de hardware, así como la elaboración de software de integración y gestión, formación y comunicación.

El resultado de toda esta trastienda tecnológica será que los pacientes ya no necesiten llevar un papel a la farmacia para recoger sus medicamentos y, en el caso de los enfermos crónicos, no necesiten pasar a recoger sus prescripciones por el ambulatorio o centro de salud, ya que éstas se actualizan automáticamente durante largos periodos de tiempo, de forma dinámica en función de la posología indicada y el consumo realizado.

Los controles sobre lo prescrito y lo dispensado son más rigurosos aún y la precisión en la dispensación mucho mayor. No se depende de la caligrafía del médico y a los pacientes ni les faltarán ni les sobrarán medicamentos. Además el sistema detecta interacciones e incompatibilidades entre ellos, aparte de permitir al farmacéutico asesorarles mejor, a la vista de sus tratamientos farmacológicos.

Sistema tecnológico complejo

El reto tecnológico encarado por Ibermática se presentaba muy complejo, ya que existen muchos agentes participantes en el proyecto de la e-receta compartiendo el mismo sistema, y porque entre ellos se establecen redes de comunicaciones de alta seguridad y sistemas de alta disponibilidad: Osakidetza, departamento de Sanidad del Gobierno Vasco, todos los Colegios Oficiales de Farmacéuticos del País Vasco, titulares de las farmacias, y otras empresas intervinientes como Euskaltel (red de comunicaciones) e Izenpe (emisión y gestión de las certificaciones).

El servicio de Ibermática se ha centrado principalmente en el ámbito farmacéutico. Para los Colegios Oficiales de Farmacéuticos del País Vasco ha puesto en marcha los sistemas de autenticación, dispensación y facturación, y para los titulares de las propias farmacias ha preparado el software de gestión con funciones de dispensación y facturación (trabajando con doce proveedores diferentes).

El despliegue de la e-receta en todo el País vasco concluiría el primer semestre del próximo año, si bien algunas localidades han comenzado a utilizar la receta electrónica a modo de prueba piloto este mismo verano, con un alto grado de satisfacción por parte de los usuarios. A medida que el sistema se implante, los clientes podrán acudir a cualquier farmacia vasca con su tarjeta sanitaria, si bien el objetivo es que el paciente pueda comprar sus medicamentos en cualquier botica de España.