VMware, el fabricante más importante de soluciones de virtualización para centro de datos y escritorio, ha anunciado que El Corte Inglés, primer centro de distribución por volumen de ventas en España, ha virtualizado mil puestos de trabajo con las soluciones para el escritorio de VMware. El proyecto llevado a cabo ha hecho posible que 900 empleados puedan acceder desde las oficinas o los diferentes departamentos de la organización a la misma información sin importar el dispositivo que estén utilizando. Además, una de las mejoras añadidas al proyecto inicial ha sido el despliegue de telefonía IP integrada en el escritorio virtual, que se ha llevado a cabo mediante la instalación de 800 softphones y 100 hardphones.

El traslado del área de Sistemas de Información de El Corte Inglés a un nuevo edificio propició en su día la decisión por parte del equipo técnico de emprender un proyecto de virtualización de todos los puestos de trabajo. Su objetivo era doble, por un lado poder acceder a los puestos virtualizados mediante thin clients con sistemas operativos reducidos y, por otro, acceder a las aplicaciones empresariales vía web. Es decir, desvincular la relación entre el ordenador y los empleados, de forma que éstos pudieran acceder a la misma información independientemente del lugar en que se encontrarán, ya fuera en las oficinas o en los distintos departamentos de la organización. Además, esta tecnología permitiría reutilizar el hardware de usuario final, para reducir costes y tiempos de administración y gestión.

“Gracias al proyecto de virtualización de escritorio emprendido con VMware, hemos podido dotar a nuestro entorno de usuario final de sistemas y tecnologías hasta ahora reservados al entorno de servidor, con lo que conseguimos importantes mejoras en el rendimiento de las soluciones tradicionales del puesto cliente”, afirma David Santa Fe, Director del Centro de Cálculo de El Corte Inglés.

“Soluciones como ésta establecen una ruta bien definida hacia el escritorio moderno y ofrece nuestra visión para un modelo de entrega de aplicaciones y datos centrado en el usuario”, afirma Alejandro Solana, director técnico de VMware Iberia. “Este tipo de soluciones proporcionan lo mejor de dos mundos, libertad y servicio para el usuario, y capacidad optima de gestión para el departamento de TI”.

La participación en el proyecto del Technical Account Manager (TAM) de VMware ha sido un factor decisivo para el éxito del proyecto ya que gracias a su gestión, El Corte Inglés contó con acceso directo a ingeniería de VMware para una perfecta integración y despliegue de la solución.

Fases del proyecto
Durante la fase piloto del proyecto se eligieron 50 usuarios para comprobar primero la viabilidad de la solución, después analizar los conflictos y, finalmente, comprobar las estimaciones de capacidad. Una vez superada la primera fase del proyecto, se observó un resultado positivo por lo que se extendió la solución al resto de usuarios.

Para llevar a cabo la segunda fase, se definieron los perfiles de cada departamento de manera que se pudieran crear las imágenes apropiadas en la máquina virtual y poder desplegar estas máquinas con el perfil de software previamente definido. Posteriormente, se aplicaron las políticas precisas en las máquinas físicas para impedir la ejecución de aplicaciones instaladas previamente y conseguir así que sólo se accediera a la máquina virtual. De esta forma, se consiguió un cambio gradual en la mentalidad de los usuarios, que se fueron acostumbrando poco a poco a la nueva situación tecnológica.

“Para nosotros, como organización, era clave la rápida provisión de nuevas imágenes y la capacidad de realizar tareas de mantenimiento y backup sin interrumpir el servicio, reutilizando el hardware existente”, destaca David Santa Fe, Director del Centro de Cálculo de El Corte Inglés. “La mayor satisfacción de nuestros usuarios fue, sin duda, la integración de servicios de datos, voz y colaboración con un log-on unificado de escritorio y telefonía desde cualquier thin client”.

La fase final llegó con el traslado de los equipos al nuevo edificio, en el que los usuarios se encontraron ya con los thin client con telefonía IP integrada totalmente instalados. El área de Sistemas de Integración destacó entre las ventajas para el usuario final la posibilidad de acceder al perfil propio, incluyendo la extensión telefónica, desde cualquier thin client.