Toshiba ha lanzado al mercado siete nuevas gamas de portátiles denominados Generación-E que incorporan la octava generación de procesadores Intel Core. Las nuevas soluciones han sido diseñadas para ofrecer un alto rendimiento profesional, durabilidad y alta movilidad. Esta nueva generación incluye el Portégé X20W-E y X30-E, el Tecra X40-E, A50-E y Z50-E, y el Satellite Pro A50-E y R50-E.

Publicidad

La nueva Generación-E de Toshiba se caracteriza por su diseño y prestaciones que garantizan máxima fiabilidad, mayor seguridad y una alta conectividad. Toshiba ha introducido en estos nuevos portátiles toda su experiencia en el mercado de informática profesional para ofrecer dispositivos ultra-móviles, ultra-finos y ligeros, y sin comprometer la potencia y el rendimiento. A modo de ejemplo, el Portégé X30-E cuenta con una pantalla táctil anti-reflejante y la nueva tecnología In-Cell Touch, además de procesadores de octava generación Intel Core, memoria RAM DDR4 (2400 Mhz) y unidades SSD de hasta 1 TB.

La nueva Generación-E de Toshiba se caracteriza por su diseño y prestaciones que garantizan máxima fiabilidad

“El lanzamiento de nuestros nuevos equipos Generación-E demuestra la ambición de Toshiba por fabricar los portátiles profesionales más rápidos y potentes del mercado”, destaca Maki Yamashita, vicepresidente senior de PC & Solutions EMEA de Toshiba Europa GmbH. “Puesto que los modelos de trabajo están en continua evolución, nuestro objetivo es ofrecer portátiles que proporcionen el máximo rendimiento independientemente del lugar en el que se encuentre el usuario. Por ello, esta nueva serie combina alto rendimiento, seguridad, movilidad y conectividad, esenciales para el usuario empresarial de hoy en día”.

Seguros y conectados

La gama Generación-E incorpora soluciones de seguridad avanzadas para proteger la información más sensible, entre ellas SecurePad, un touchpad con lector de huellas dactilares integrado. Además, las versiones Portégé X20W-E, X30-E y Tecra X40-E disponen de una cámara de infrarrojos para facilitar la autenticación facial a través de Windows Hello o Intel Authenticate. Igualmente, la BIOS fabricada en exclusiva por Toshiba y el sistema de encriptación TPM 2.0, reducen significativamente el riesgo de interferencias de terceros.

Respecto a la conectividad, Toshiba ofrece soporte LTE en los modelos Portégé X20W-E, X30-E y Tecra X-40-E.

Portabilidad y fiabilidad premium

Los nuevos equipos garantizan la movilidad con un diseño ultra-ligero, como es el caso del Portégé X20W-E, con 15,4 mm de grosor y solo 1,1 kg de peso. Por otra parte, el Portégé X30-E tiene un grosor de 15,9 mm y un peso de 1,05 kg, mientras que el Tecra X40-E tiene un grosor de 16,9 mm y pesa 1,25 kg.

Los nuevos portátiles están construidos con un chasis de magnesio, diseñado con forma de panal para mejorar la resistencia y la robustez. Cabe señalar que todos los equipos Toshiba han superado las pruebas HALT (Highly Accelerated Life Test) que simulan tres años de uso y garantizan su fiabilidad y durabilidad.