sisteplant

Sisteplant, compañía española orientada a mejorar la competitividad de las empresas industriales y de servicios, celebra este mes de noviembre su 35 aniversario convertida en referente de la Fábrica del Futuro y con la mirada puesta en su expansión internacional.

Publicidad

Según ha señalado su CEO, Ana Santiago, “nos sentimos enormemente orgullosos de los logros alcanzados a lo largo de estos 35 años: nos gusta pensar que hemos contribuido a la modernización de la industria y del tejido empresarial español; tenemos clientes en los cinco continentes; hemos revolucionado el concepto de Fábrica del Futuro; hemos realizado una fuerte apuesta por la innovación y seguimos contribuyendo al objetivo con el que nacimos, ayudar a las empresas a ser más competitivas, ahora fomentando su evolución hacia modelos de industria 4.0”.

Sisteplant cuenta hoy en día con 2.000 clientes y 200.000 usuarios en todo el mundo. El negocio internacional representa el 20% de la facturación y la estrategia de futuro de la compañía pasa claramente por el exterior, donde quiere duplicar su negocio en los próximos 3 años para que represente el 30% de la facturación global. Lo hará impulsando una estrategia de partners, fundamentalmente en Estados Unidos y en Asia-Pacífico, y haciendo crecer el negocio en los mercados en los que ya está presente. En cuanto al negocio nacional, su objetivo es que se incremente un 20% también en el próximo trienio.

Inversión en I+D+i como seña de identidad

Desde sus orígenes, Sisteplant ha invertido el 20% de su facturación y ha dedicado el mismo porcentaje de su plantilla a I+D+i, reinvirtiendo todo el beneficio en el negocio. La compañía compite con grandes multinacionales y es consciente de que la única forma de destacar en su mercado es a través de la especialización y el conocimiento, dos características que solo se logran con la innovación.

Sisteplant cuenta hoy en día con 2.000 clientes y 200.000 usuarios en todo el mundo

En su estrategia de futuro, Sisteplant mantendrá su apuesta por la innovación, que divide en dos líneas, perfectamente coordinadas: la innovación orientada a crear y evolucionar los productos propios, tanto de software como de metodologías para ayudar a las empresas a mejorar la competitividad, avanzando hacia modelos de fabricación avanzada e industria 4.0; y la innovación disruptiva, orientada al desarrollo futuro de nuevos productos, fundamentalmente en el ámbito de sistemas inteligentes basados en inteligencia artificial, smartización, servitización, IoT, capacidades aumentadas para las personas, etc.

Entre los proyectos que ya se están iniciando figuran, entre otras, herramientas de interacción en planta basadas en lenguaje natural y capacidades colaborativas (persona, robots, máquinas, entorno…), también tecnologías que llevan más allá el modelo de fábrica del futuro para promover personas aumentadas, tecnologías de apoyo a las operaciones basadas en Inteligencia Artificial, superconectividad o colaboración en planta.

La innovación constituye el alma de Sisteplant. Sin duda, esa labor es la que nos ha permitido llegar hasta aquí, así como convertirnos en el compañero en el que grandes compañías de diferentes países se han apoyado para desarrollar algunas de las fábricas más punteras del mundo. Este año, además, ha sido reconocida con el Premio Nacional de Ingeniería Industrial a la Empresa Más Innovadora, un galardón que nos anima a seguir impulsando esa labor”, ha declarado el director general de Sisteplant, Alfonso Ganzabal. 

Los orígenes: buscando la competitividad de la industria

Sisteplant fue fundada en 1984 en Bilbao por la familia Borda, en plena reconversión industrial del País Vasco, con el objetivo de ayudar a las empresas a ser más competitivas. En un principio contó con la ayuda del fondo de capital riesgo Talde, que en 1996 vendió su participación a la corporación IBV, formada por Iberdrola y BBVA. En 2002, la familia Borda se hizo con esa participación y hoy en día son los únicos propietarios.

La creación de Sisteplant coincidió con el nacimiento de la microinformática: los ordenadores se hacían accesibles para las empresas, y la informática se debía incorporar a la gestión del día a día industrial y empresarial. Además, hacía poco tiempo que había surgido la SPRI (Sociedad para la Promoción y Reconversión Industrial), promovida por el Departamento de Industria del Gobierno Vasco. Ambos factores contribuyeron al primer desarrollo de Sisteplant, que ayudó a muchas industrias a incorporar los ordenadores a su gestión y participó en varios proyectos de SPRI.

De los primeros proyectos al líder en software de mantenimiento

En los años 80 comienzan a hacerse accesibles los programas CAD-CAM-CAE (Computer Aided Design/Manufacturing/Engineering), así como el concepto CIM (Computer Integrated Manufacturing). En este contexto, los primeros proyectos de Sisteplant estuvieron dirigidos a diseñar aplicaciones de software para mejorar la gestión y la operativa industrial y logística, que se trabajaban en la modalidad de desarrollo a medida.

Un hito importante alcanzado por Sisteplant fue la creación de la primera solución de software que se desarrollaba en España para optimizar la gestión de mantenimiento: PRISMA GMAO. Fue en 1987 y para la programación se contó con una empresa partner, que posteriormente fue absorbida por Sisteplant. Los primeros clientes fueron Derivados del Flúor, Caja Laboral, AMIG y Antibióticos S.A. Posteriormente, PRISMA se convirtió en el estándar de mantenimiento en España y hoy en día la utilizan la Casa Real, la M-30, Banco Santander, Endesa, Telefónica o ArcelorMittal.

Tras esa primera solución, la fuerte inversión en innovación permitió a Sisteplant adelantarse al mercado y desarrollar en el año 1996 el software de control de planta Captor MES; en 2008 la metodología integral para la Fábrica del Futuro Tecno-iplant; la plataforma integral de soluciones Manufacturing Intelligence para transformar las fábricas en Industrias 4.0 en 2017; y el modelo de organización y evolución de las personas hacia la industria 4.0, Human 4.0, en 2018.

Además, ha realizado el diseño de los procesos de ingeniería de la primera fábrica de buckypapers en continuo que se crea en Europa; el diseño de la Fábrica del Futuro para el montaje de la cápsula HyperloopTT; así como proyectos en el ámbito de la industria 4.0 dirigidos a dotar de inteligencia y características IoT a bienes de equipo; proyectos de mantenimiento predictivo de trenes y desarrollo de dispositivos de geoposicionamiento.

Sisteplant también ha impulsado proyectos en colaboración con otras entidades, como el clúster de automoción del País Vasco, con el que ha creado Automotive Smart Factory: el primer centro de competencia en fabricación avanzada orientada a automoción que se crea en Europa.