Pisa. Juan Manuel Sáez.

Publicidad

Gateway, la firma de Acer especializada en el mundo profesional y grandes cuentas, ha creado en asociación con la Universidad de Pisa el llamado HPC Competence Center (High Performance Computing), centro de alto rendimiento, donde los partners y clientes de la compañía pueden testear sus desarrollos con los equipos adecuados. Con tal motivo, la multinacional taiwanesa ha reunido en la ciudad de la torre inclinada a más de un centenar  de clientes y periodistas europeos para  mostrarles las bondades del Centro.

“Queremos tener un lugar donde nuestros partners puedan traer a sus clientes y testear productos, desarrollos y aplicaciones, de manera que puedan encontrar las mejores soluciones para las necesidades de sus negocios”, manifestó a los asistentes Gianluca Degliesposti, vicepresidente de Global Server Business Development.

En el proyecto participan también Microsoft e Intel. El representante de esta última compañía, Marco Righnini, mostró su satisfacción por tener participación en el Centro: “el lanzamiento del HPC Competency Center pone de manifiesto el alto nivel de cooperación entre Intel y Acer Gateway. Muchas compañías que operan en diferentes sectores tendrán la oportunidad de beneficiarse de las ventajas de un centro como éste, donde podrán testear sus aplicaciones con todas las garantías gracias a los últimos procesadores Intel Xeon que ponemos a su disposición”.

Gateway explicó asimismo que había elegido el Pisa HPC Competence Center pro su flexibilidad, su alto rendimiento tanto en hardware como en software, para el mejor aprovechamiento de sus clientes, a la vez que alababa la cooperación con las herramientas de Microsoft, a través fundamentalmente de su Windows HPC Server 2008 R2.

Tal y como se aseguró en la presentación, una de las principales ventajas del Centro es la simplicidad con que se adaptan las diferentes necesidades de sus potenciales usuarios, como ha  podido comprobar en sus numerosas pruebas diferentes organismos e ingenieros invitados que han pasado por sus instalaciones.

HPC es una palabra, esencialmente concebida en el mundo científico y académico, para describir sistemas capaces de correr un altísimo número de procesos por segundo. Hoy día, esta capacidad de computación es requerida por muchas aplicaciones que cubren diferentes mercados, desde automoción a gráficos, de farmacéuticas a finanzas, etc. Sin embargo, estos y otro sectores son extremadamente diversos y requieren necesidades sustancialmente diferentes, que necesitan configuraciones HPC distintas: esto es por lo que hace especial al centro de Gateway en Pisa.

Inicialmente,  los sistemas HPC, caracterizados por ser llamados «supercomputadores», específicamente diseñado para procesar grandes cantidades de datos, se dedicaron a aplicaciones que requerían procesos complejos como los que resuelven los modelos matemáticos en ambientes de investigación científica. Con el tiempo, la arquitectura superordenador cambió cuando los fabricantes se dieron cuenta de que un sistema compuesto por varios «clusters» son más flexibles y potentes: en otras palabras, un sistema que divide la carga de trabajo entre la CPU de forma coordinada.

Basado en un servidor blade de alta densidad, el Gateway HPC Competency Centre de Pisa tiene ya demostrado la posibilidad de dar soporte a clientes que, por ejemplo, requieran 100 TeraFLOPS, 32 GBytes/sec, 4GB RAM y 3 Mbyte/sec de rendimiento por núcleo de al menos 1024 nícleos por cluster.