Diario Informático se despide de sus suscriptores hasta la segunda semana del mes de septiembre. ¡Felices vacaciones para todos!, pero no nos olvidemos de que esto no para.

Publicidad

Alguno de los pocos que leyera mi última “pastoral” tal vez recordará que terminaba escribiendo que “con pocos años menos, ya me hubiera marchado de este país…”

El problema es que tengo los años que tengo y lo tengo complicado. Así que no tengo más remedio que seguir y pelear por mantener el negocio, obviamente, no solo por mí, sino también por las personas que me acompañan.

En cualquier caso,  todos sabemos que nuestro esfuerzo será baldío si no va acompañado de una mejora de la coyuntura económica. De momento, no nos sirve de nada que incrementemos nuestras tiradas o que hayamos subido más de un treinta por ciento las visitas a nuestra WEB. Nuestra facturación sigue siendo la misma,  y gracias tenemos que dar… Necesitamos que el sector mejore, que se vendan más ordenadores, más servicios, más de todo. Y aquí pinchamos en hueso.

He perdido toda la confianza en nuestros gobernantes. Ya dije en otras ocasiones que Zapatero ha sido el peor dirigente de la historia de España. Su sustituto, Rajoy, tendrá el mérito de pasar también a la historia como el Presidente que en menos tiempo incumplió todas sus promesas electorales. Que no nos hablen más de herencia porque ellos sabían perfectamente lo que había y, además, si no hubiera sido por lo mal que dejaron las cuentas los socialistas, el PP nunca hubiera conseguido la mayoría absoluta.

Seguramente que los recortes realizados había que hacerlos. Seguramente que alguno más va a venir en las próximas semanas o meses. Y seguramente también, con estas medidas solo, no vamos a salir de la crisis.

Tenemos que crecer, tenemos que crear empleo como sea. En estos meses, no han tomado una sola medida que propicie esas necesidades. Así es imposible. Nos la tenemos que jugar. Tendrán que arriesgar, no con darle dinero a bancos que nos han estafado y que no tienen futuro: ese dinero que van a malgastar, tendrían que arriesgarlo para gente, que hay mucha, con ideas, que, si se les ayudara, pondrían en marcha multitud de negocios que podrían reactivar en parte nuestra economía.  Que den créditos baratos, con el aval del estado (¿no lo hacen con los bancos?) y se verá la cantidad de empresarios potenciales que tiene este país. Yo creo que ya no perdemos nada….

Preferiría equivocarme, pero tengo la impresión de que este Gobierno, que tiene buena voluntad, ya se ha quedado sin ideas. La situación es tan grave que tal vez sea necesario “contratar” a verdaderos expertos para que nos la arreglen. Algo más que políticos profesionales… Complicado.