Toshiba ha comenzado a fabricar una solución de infraestructura de escritorio virtual (VDI, en sus siglas en inglés), denominada TZCS. Lo novedoso de esta nueva solución desarrollada por la compañía japonesa es que permite a las empresas reforzar el nivel de seguridad de la información de los PCS cliente, mediante una BIOS que monitoriza las comunicaciones entre estos y los servicios de VDI ejecutados en un servidor.

Publicidad

La virtualización de escritorio permite a los usuarios acceder a sus propios escritorios virtuales desde cualquier dispositivo cliente y ubicación. Todos los datos del usuario se guardan en un servidor, lo que evita fugas de información y mejora la seguridad. Con esta infraestructura trata de subsanarse la vulnerabilidad de los escritorios virtuales, en caso de pérdida o robo del PC, a causa fundamentalmente del ahorro de información de conexión con el servidor en las unidades HDD o SSD del equipo.

La solución TZCS consiste en un PC cliente que no dispone de HDD o SSD y sobre el que corre la BIOS desarrollada por Toshiba, junto a un servidor de aplicaciones que administra los servicios de virtualización. La BIOS de Toshiba permite gestionar la seguridad mediante el control de las conexiones del PC y de los estados del hardware, con el fin de evitar el acceso no autorizado y la copia de los datos a una memoria USB u otros dispositivos de almacenamiento externo.

La BIOS está diseñado para restringir las conexiones con el servidor a través de la autenticación basada en los números de serie del fabricante. El servidor y la BIOS se comunican regularmente entre sí con el fin de supervisar el uso que se realiza desde los PC cliente, permitiendo realizar un apagado forzoso o una limpieza remota de los datos y la información de conexión del servidor, si se accede fuera de un área autorizada. En caso de que esto suceda, TZCS desconecta automáticamente el PC de su escritorio virtual y elimina todas las aplicaciones y datos.

Además, cabe destacar la opción de restringir el área de uso de los escritorios virtuales para evitar pérdidas de información debido a la retirada no autorizada del sitio o al robo de equipos. Asimismo, TZCS permite agregar de forma remota o reemplazar aplicaciones a través de un servidor, mientras que con la opción Smart Client Manager 2.0 es posible vigilar el uso del hardware y restringir su uso de forma global.