Mobile first, cloud first
Mobile first, cloud first

En el contexto actual, usuarios y organizaciones, ya sean pequeñas o grandes, buscan en la tecnología soluciones para llevar a cabo sus objetivos de la manera más sencilla posible. De cara a 2016, la estrategia de Microsoft se centrará en el desarrollo de una informática cada vez más personal, en la reinvención de la productividad y la creación de una nube cada vez más inteligente. Nuestra visión ‘mobile first, cloud first’ persigue un futuro tecnológico basado en servicios que se apoyan en un hardware innovador y un aprovechamiento inteligente de datos en la nube. Independientemente del dispositivo que utilicen en cada momento.

Entre las demandas más repetidas entre los usuarios y profesionales se encuentra la búsqueda de soluciones tecnológicas que ofrezcan versatilidad y autonomía, soluciones que permitan lograr la máxima productividad sin importar dónde y cuándo son utilizadas. Esta búsqueda de productividad ligada a la máxima movilidad es la que llevó a Microsoft a crear la gama Surface en 2012, familia que acaba de ver nacer su cuarta generación, Surface Pro 4.

Nuevos dispositivos para nuevas necesidades

Desde Microsoft apostamos por el desarrollo, a través de la innovación, de nuevas categorías de dispositivos que permitan a las personas hacer más sin tener que decidir entre diferentes experiencias de uso. No queremos que tengan que sacrificar otras experiencias ya que no se trata de interfaces táctiles contra experiencias de informática más tradicional. Se trata de que cada usuario pueda disfrutar de ambas experiencias a su gusto.

Siguiendo esta filosofía, Surface Pro 4 es un producto que cuenta con las ventajas de un portátil y de una tableta, ofreciendo la versatilidad que necesitan los usuarios y profesionales más exigentes, quienes tienen diferentes prioridades dependiendo del momento y el lugar. Los dispositivos Surface posibilitan que el usuario seleccione el formato en el que quiere utilizar su equipo de trabajo, pudiendo interactuar con él a través de su pantalla táctil o, por el contario, con teclado y ratón gracias al modo Continuum introducido con Windows 10. El usuario, también, puede mejorar su productividad gracias a Cortana, el asistente personal digital de Microsoft que ayuda a encontrar todo tipo de archivos e información en el equipo, la web o la nube, a administrar el calendario y realizar búsquedas en Internet, entre otras muchas tareas. Además, este asistente destaca por su capacidad de aprender del usuario a lo largo del tiempo, volviéndose proactiva recordándote aquello que necesitas. Todo depende de los contenidos a los que está accediendo o creando. Esta oportunidad de elegir, permite una informática más personal, colocando al usuario en el centro de la experiencia y no obligándole a ceñirse a un formato impuesto.

De hecho, la idoneidad del formato de la familia Surface hace que organizaciones como Banca March y Abanca entre otras hayan decidido apostar por los 2 en 1 de Microsoft para dar respuesta a las necesidades de sus redes comerciales y lograr satisfacer las necesidades de sus clientes en tiempo real, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Nuevos dispositivos como Surface Pro 4 o Surface Hub se ajustan perfectamente al día a día de pequeñas, medianas y grandes organizaciones por su versatilidad y sus múltiple opciones de productividad.

Innovación en el puesto de trabajo

Si nos centramos en el mundo empresarial y de las organizaciones, Microsoft ha desarrollado también soluciones idóneas para lugares de trabajo fijos. Con Surface Hub, un innovador dispositivo provisto de una pantalla de gran tamaño diseñado para el trabajo colaborativo, la compañía ha querido transformar la manera de interaccionar con nuestros compañeros. Las dos versiones de Surface Hub de 84 pulgadas y de 55 pulgadas ofrecen la potencia y la versatilidad de un dispositivo conectado a la nube y que cuenta con Windows 10 y una interfaz personalizable para entornos compartidos.

Surface Hub ofrece numerosas soluciones destinadas a cambiar el modo en el que los profesionales trabajan en equipo. Por poner un par de ejemplos, gracias a Skype for Business, su cámara frontal dual y su sistema de cuatro micrófonos, los usuarios pueden crear o unirse a reuniones con gente situada a miles de kilómetros de distancia; y, a través de OneNote y a su pantalla con hasta cien puntos táctiles y una respuesta instantánea, pueden compartir contenidos y anotaciones sin esfuerzo, potenciando el trabajo colaborativo de una forma natural gracias a tecnologías no intrusivas.

Las mejores herramientas en cualquier dispositivo

Si hay que destacar una tendencia para 2016, debemos hablar de las aplicaciones universales que permiten a los usuarios acceder a sus contenidos y a sus programas favoritos desde cualquiera de sus dispositivos. Gracias a las aplicaciones universales de Windows 10, por ejemplo, cualquiera puede disfrutar de sus contenidos favoritos en su Surface Pro 4, en la Surface Hub de su compañía o en su smartphone, o hasta en su Xbox. Las aplicaciones universales se aprovechan de la combinación del mejor hardware y el software más optimizado para asegurarse de que los usuarios van a disfrutar de la mejor experiencia posible sin importar la pantalla sobre la que están interactuando, ya que dichas aplicaciones se adaptan a cada tipo de dispositivo.

Y, tras el objetivo de conciliar el mejor hardware con servicios que nos ayudan a ser más productivos, Office 365 es un claro ejemplo de esta optimización y personalización de la informática. Programas como Word, Excel y PowerPoint han acompañado a una gran parte de la sociedad durante todos estos años. Por esta razón, Microsoft ha querido complementar esta familiarización de uso con nuevas funciones y características para aprovechar de forma idónea las posibilidades que ofrece la nube.

Gracias al desarrollo de nuevas funcionalidades y a través de la suscripción a Office 365, los usuarios acceden a aplicaciones siempre actualizadas para utilizar en todos sus dispositivos, así como un conjunto de servicios, como OneDrive, Skype for Business, Delve, Yammer, Sway y opciones de seguridad de ámbito empresarial. Servicios que ahora permiten afrontar tareas colaborativas sin dificultad, convirtiéndose no solo en herramientas de productividad individual, sino en soluciones muy valiosas para grupos, como por ejemplo, las funciones de coautoría en tiempo real de aplicaciones como Word, PowerPoint y OneNote. Además, las aplicaciones universales de Office permiten acceder a los contenidos desde dispositivos táctiles y móviles. Todas estas novedades, están encaminadas a que los usuarios encuentren la forma más sencilla y rápida de lograr sus metas profesionales y de entretenimiento.

Gracias al hardware más innovador, como el que ofrece la gama Surface, combinado con los servicios más optimizados, como Windows 10 y Office 365, Microsoft quiere que sus usuarios puedan hacer más cosas de la forma más personalizada posible.