Los datos económicos, aunque levemente, parece que empiezan a ser más positivos que hace tan sólo unos meses. El problema radica si los números van a seguir siendo positivos o por el contrario se trata de un espejismo. ¿Nos encontramos ante el final de la crisis. Helena Herrero abrió el debate. En opinión de la presidenta de HP, “estamos saliendo de la recesión. Lo que no sabemos es si hemos salido de la crisis. Hemos mejorado en aspectos como las exportaciones o la competitividad y esto es algo muy bueno para generar la confianza. Ahora, para decir que se está generando el crédito para el crecimiento de las pymes o que se está creando empleo se necesita un poco de cautela. Creo que todavía hay que afianzar un modelo de crecimiento. Así que mi opinión es que la recesión sí se ha acabado pero la crisis no”.

Por su parte la vicepresidenta de ventas de IBM, Nieves Delgado cree que hay que destacar aspectos positivos que está trayendo consigo la actual situación. Para esta directiva es muy importante “el vuelco que han hecho las empresas por internacionalizarse. El énfasis que han puesto aquí ha sido extraordinario en los últimos años y no me refiero sólo a las empresas más grandes y conocidas. Otro dato positivo es ver como todas estas empresas para generar el crecimiento están tomando decisiones muy valientes que no tomaban hace unos años, por ejemplo están poniendo inversión para tecnología”. Por su parte Joao Paulo Silva, director general de SAP consideró que aunque hay datos como el crecimiento de la inversión extranjera y el hecho de que el número de desempleados no se incremente sea positivo, “no debemos olvidar que el mundo ha cambiado y eso ya es una idea que ya asume todo el mundo. Hay aspectos constantes que van a generar inestabilidad y eso es algo a lo que nos tenemos que acostumbrar. Una vez que esto sea asumido, las empresas van a ser más ágiles y podrán responder a estos momentos de inestabilidad que va a seguir produciéndose. En mi opinión, hay un número muy interesante de empresas que ya se han adaptado a estas circunstancias”.


Descárgate gratis el desayuno en PDF


La sensación que dejaba cada uno de los principales ejecutivos del sector TIC español era de optimismo moderado. Los datos son positivos, pero no hay que echar las campanas al vuelo. En esta línea también se movió Ricardo Lafarga, consejero delegado de Dell: “Es verdad que los datos de nuestro sector empiezan a ser positivos. Hay un cambio de tendencia. Las empresas están invirtiendo en TICs y han cambiado su forma de mirar al mercado. La conclusión es que empiezan a ver a la tecnología como una ventaja competitiva. Además, que las empresas dejen de ir exclusivamente al mercado latinoamericano y opten también por el  mercado africano es algo muy destacable. No obstante creo que el principal problema al que se enfrenta la empresa española sigue siendo que no fluye el crédito”. Jose Manuel Petisco, director general de Cisco también apuntó datos positivos y lo que a su juicio se debería mejorar: “Yo me quedaría con la mejora en las exportaciones porque es un síntoma muy claro de que se están haciendo las cosas bien, sobre todo en las grandes empresas. Gracias a los cambios que han introducido les ha permitido reaccionar en el mercado mundial. Esos cambios han surgido de la mano de la tecnología, fundamentalmente gracias a arquitecturas en el entorno del big data, al mundo de las deni¡ aplicaciones o a las herramientas de colaboración. Por ese motivo, a nivel mundial, hemos pasado del puesto 38 al 35 en competitividad TIC. ¿Qué nos falta? En mi opinión, hay que dar un empuje al consumo interno”.

La nota más discordante la puso Enrique Muñoz, vicepresidente de AMETIC y director Marketing y relaciones institucionales en Informática El Corte Inglés. “Todos los signos de recuperación parecen claros y evidentes pero, el mercado español no es algo que se esté moviendo. Sí se mueve en las empresas que tienen negocio en el exterior, pero en España no. La ventaja es que las empresas que han salido fuera se han encontrado con países con crecimientos espectaculares y por eso crecen. El panorama aquí, en España, es tremendo: Las cifras siguen siendo negativas. Para cambiarlas es necesario mentalizar a la gente sobre las posibilidades y el uso de las TICS que son fundamentales para el desarrollo y el crecimiento. Creo que aún nos queda una etapa muy difícil para volver a reactivar la economía”.


La aportación del sector TIC

Siempre se ha dicho que el sector TIC debería de ser uno de los actores más relevantes dentro del cambio de modelo económico. ¿Qué es lo que pueden aportar las tecnologías de la información y las comunicaciones a la mejora económica del país? Para José Manuel Petisco, “es evidente que podemos aportar mucho a la competitividad de las empresas. La necesidad de manejar información y tomar decisiones en tiempo real es fundamental. Por ello, Big Data, Cloud y las herramientas de colaboración son imprescindibles para el desarrollo de las empresas. Nos queda dar el paso para que la pyme pueda hacerlo, pero hay una serie de revoluciones tecnológicas para que lo pueda hacer. El modo cloud es un claro ejemplo de ello”.

Para el consejero delegado de Dell habría que partir de una premisa: “ Parece que las empresas son más productivas ahora, pero la realidad es que el incremento de la productividad en España no viene porque seamos más productivos, sino por una reducción de salarios. El uso de las TICs y verlas como una herramienta de competitividad es algo a lo que estamos obligados todos los que formamos parte del sector. Para ello debemos hacer entender a los CEOs que no es algo obligatorio, sino necesario para que las empresas sean más competitivas y productivas”. Para Joao Paulo Silva, las TIC también debería jugar un papel fundamental en el desarrollo empresarial futuro. De hecho este directivo cree que en “cómo gestionar la información, los dispositivos, etc van a ser algunas de las claves. En un mundo inestable quien consiga predecir las necesidades va a ser el que al final triunfe”. Por su parte Nieves Delgado cree que la clave va a encontrarse en “convertir en ROI los cambios tecnológicos que se están produciendo teniendo en cuenta, además, que todo va cada vez más rápido. Nos enfrentamos además a un componente de cambio cultural: es necesario poner todas las ideas juntas para que el ROI se produzca en un periodo de tiempo razonable”. “Ahora TICs y negocio va más unido –afirmó la presidenta de HP, Helena Herrero-. Los papeles del CIO y del CEO están cada vez más fusionados. Esto es así porque las TICs van a ayudar a todas las empresas a ser más competitivas. Tenemos que entender que en ahorro de costes siempre va a haber un país más competitivo que nosotros así que tenemos que dar una visión totalmente diferente. Tenemos que tener un nuevo estilo que nos permita ser más eficientes. Por ello las TICs tienen que estar en el “core” de las preocupaciones de un CEO”.


El papel de la Administración

El director de BYTE TI, Juan Manuel Sáez puso sobre la mesa el papel que ha jugado el Gobierno en la resolución de la crisis: “¿Han hecho algo hasta ahora? ¿Qué deberían hacer?” La primera en responder fue Helena Herrero, presidenta de HP: “Sí se han hecho cosas, por ejemplo el pago a proveedores. ¿Qué pueden hacer? Yo lo resumiría en una sencilla frase: Hacer fácil lo que parece difícil. Por ejemplo, montar una empresa tiene que ser más fácil, incentivar fiscalmente a alguien que quiera montar una empresa también debería ser posible, pero sobre todo ayudar a gestionar el talento. Tenemos un país que posee un enorme talento. Además, para ayudar a traer inversiones la gente necesita tener la tranquilidad de que va a producir un retorno. Para ello, los incentivos fiscales para I+D+i son fundamentales. No puede ser que todo sea tan pesado y lento: la gran diferencia con Silicon Valley es que allí son ágiles y una empresa se monta en cinco minutos”. De la misma opinión es Nieves Delgado, vicepresidenta de ventas de IBM que opina que la gestión del talento y su potenciación es fundamental. “Dentro de no mucho tiempo nos vamos a encontrar con que tenemos escasez de profesionales en determinadas disciplinas, por ejemplo en Matemáticas. Cualquier iniciativa que desde el Gobierno apueste por mejorar el talento y potenciarlo va a ser fundamental”.

Por su parte, Joao Paulo Silva, director general de SAP cree que el mundo se va a mover alrededor de dos modelos económicos: el de volumen y el de valor: “Si España quiere apostar por volumen siempre la va a superar India, China o Brasil, así que la apuesta del Gobierno ha de pasar por el valor y eso sólo se consigue con educación. Para incentivar a los jóvenes en capa de valor es necesario invertir en educación. Así que la pregunta es ¿qué es lo que España está dispuesta a pagar para crear valor?”. Es en la educación donde también hizo especial hincapié Ricardo Lafarga, consejero delegado de Dell: “El papel del Estado tiene que pasar por hacer una mayor apuesta por la educación. Esto es algo que sigo echando de menos. Por ejemplo, los estudiantes siguen teniendo un grave problema con el inglés y eso es un problema educativo. Esto debería ser una prioridad nacional”. Para el vicepresidente de AMETIC la actuación del Gobierno es que “en todas las reformas se han hecho, hemos visto como se han desarrollado los acontecimientos. La Administración ha escuchado poco al sector tecnológico y por poner un ejemplo ni siquiera han hecho nada, para homogeneizar las miles de cuentas de correo electrónico que tienen y no utilizan, con el ahorro de costes que les puede suponer. La sensación que queda es que sólo buscan ahorrarse dinero en los concursos y en las adjudicaciones con lo que nos encontramos en un estado de subasta permanente”.

Para José Manuel Petisco, director general de Cisco el Gobierno debería potenciar y mejorar la relación público-privada. En opinión de este ejecutivo “se trata de algo en lo que se puede avanzar muchísimo. Con la ley de contratación del Estado que existe esto es muy difícil. Teniendo en cuenta que estamos en constantes cambios de modelo (ahora estamos en el modelos de las aplicaciones), hay que preguntarse si de verdad estamos cogiendo de verdad esta ola. Si miramos hacia el futuro, el Internet de las cosas va a ser fundamental. ¿Tenemos las políticas adecuadas para subirnos también a esta ola? Podemos tener ideas maravillosas pero si no existe el modelo de negocio, no nos valen vale para nada y puede que dentro de unos años veamos países que lideren Internet de las cosas y nosotros no. El Gobierno se tiene que concienciar de que invertir en tecnología es crear puestos de trabajo a largo plazo. El futuro, efectivamente, está en los emprendedores pero para ello hay que ayudarles”.


Los grandes en 2014

Finalmente, ¿cuáles serán las previsiones que tienen estas grandes multinacionales para el próximo año? ¿Se cumplirán las expectativas? Para HP, tal y como expuso su presidenta “2014 va a ser un año de estabilización. Hay áreas como Cloud, Big Data, movilidad y seguridad en los que se ven proyectos en desarrollo. En este terreno soy bastante optimista. En el consumo también hay un poco más de alegría. Todo el mundo dice que 14 va a ser mejor que 13, pero yo soy un poco más prudente”.

En IBM se sienten fuertes. Como aseguró Nieves Delgado, “Seguimos invirtiendo 6.000 millones de dólares en I+D+i. Nos sentimos confortables además con las capacidades que tenemos en España. Además, la demanda existe y lo vemos. Las pymes juegan un papel importante para nosotros. Desde IBM llevamos tres años haciendo un esfuerzo por estar cerca de ellas y por llevarles nuestra propuesta de valor”.

En SAP también son optimistas. Al menos es lo que señala Joao Paulo Silva, director general de SAP: “creo que España por la dimensión de país que tiene, va a crecer. Nosotros desde SAP vemos ya algunos datos positivos. Para año que viene creo que creceremos en dos dígitos”. Un optimismo que también empieza a respirarse en Dell. Su Consejero Delegado, aseguró que “hemos crecido en nuestro tercer trimestre por primera vez en dos años, lo que implica un cambio de tendencia. Las previsiones para año que viene también nos indican crecimiento”.

Finalmente el director general de Cisco afirmó que en su empresa “tenemos una estrategia de transformación muy clara y en un momento crítico creemos que nuestra estrategia en estos mercado se está ejecutando bien: en mercado de cloud que esperamos crecer en doble dígito, en el de la movilidad y en el del video que estamos seguros de que cada vez va a ser más importante”.