Los Consejeros  Delegados de Orange España, Jean Marc Vignolles, y de Vodafone España, António Coimbra, han anunciado un acuerdo para desplegar en España de forma complementaria y coordinada una red de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) con el objetivo de llegar, en más de 50 ciudades, a 6 millones de unidades inmobiliarias en los próximos 4 años y medio, con una inversión total de 1.000 millones de euros, repartidos a partes iguales.

El acuerdo contempla que cada compañía despliegue su propia red FTTH en zonas complementarias, tanto el tramo horizontal como los cableados verticales necesarios para el acceso a los edificios, y que ambas compañías se faciliten el acceso mutuo y el uso de sus respectivas infraestructuras. Asimismo, ambos operadores negociarán de forma conjunta acuerdos de compartición con cualquier otro operador que disponga de verticales en los territorios cubiertos por este acuerdo.

El plan de despliegue ha sido acordado por ambas compañías, tanto en lo que respecta a los ritmos como a los territorios sobre los que se desplegarán las redes, que serán todo lo similares que sea posible para garantizar la reciprocidad y el equilibrio del acuerdo. Dicho plan prevé alcanzar 3 millones de hogares en 2015 y 6 millones en 2017, cubriendo más de 50 ciudades y extendiendo de forma significativa la huella de FTTH en España. El ritmo de despliegue podrá ajustarse por común acuerdo entre ambas compañías en función de la evolución del mercado y del entorno regulatorio.

>