La Industria 4.0 o Cuarta Revolución Industrial, es un hecho palpable en este periodo del siglo XXI que ha generado una gran demanda y competencia, así como una gran transformación tanto a nivel humano como a nivel industrial y energético. Los datos se han convertido en la principal materia prima de la Industria 4.0 y el Big Data es la clave para la gestión y transformación de cantidades ingentes de datos de tal magnitud que con procesos e infraestructuras convencionales no podríamos procesar.

Publicidad

El papel del Big Data en la Industria 4.0 en la gestión y análisis de grandes volúmenes de datos es una de las claves para comprender la realidad de nuestra vida actual con la tecnología, las demandas del mercado, el perfil de los usuarios y su respuesta a nuevos productos o servicios. Se ha convertido, por tanto, no solo en una necesidad para las empresas, sino también en la clave para el negocio del siglo XXI. La gran mayoría de las actividades diarias pasan por Internet o tienen relación con la red de redes, por ello la cantidad de datos registrados, recogidos y almacenados por las empresas, tanto del entorno online como offline, aumenta exponencialmente. Esto conlleva que cada año las compañías afronten más dificultades para gestionar y analizar esos datos.

El Big Data ofrece infinitas oportunidades y por tanto su correcta utilización, al extraer el valor de los datos, permite identificar las tendencias entre los usuarios y conocer mejor al público a través del análisis de su conducta, gustos y preferencias, opiniones… etc. Esto se puede traducir en la mejor orientación de las campañas de marketing y el aumento de las ventas, así como la personalización de la oferta y fidelización del cliente.

Además, estos megadatos correctamente gestionados permiten a las compañías maximizar la eficiencia de los procesos en la industria, aprovechando toda la información que generan las máquinas y el Internet de las Cosas (IoT) en un mundo hiperconectado en el que cada elemento es fuente de información y nodo de comunicación. Esto hace que se pueda adaptar la producción industrial al stock y a la demanda esperada de cada producto con una planificación de estrategias más detalladas que den respuestas inmediatas a situaciones reales.

Miotek entendió que Inteligencia Artificial junto con el Big Data es y será de gran utilidad en todos los sectores de la Industria 4.0

Y, ¿qué sería del Big Data sin la aplicación de autoaprendizaje? Si de inteligencia artificial, estamos dando un paso más allá, puesto que es un concepto o capacitación que incluye el dotar a máquinas o equipos de formas cognitivas para llevar a cabo tareas de una forma que llamamos “inteligente”, o apoyar a las personas en decisiones operativas. La Inteligencia Artificial aplicada en la gestión y transformación de los datos es un complemento más en esta revolución, siendo capaz de crear algoritmos con los que podemos desarrollar análisis predictivos, análisis de comportamientos, detectar fraudes, ayudar en diagnósticos médicos, mejorar los procesos de ventas y aprovisionamiento y podemos decir que hay un largo etcétera donde la Inteligencia Artificial junto con el Big Data es y será de gran utilidad en todos los sectores industriales y de la sociedad.

Miotek entendió está revolución hace tiempo y por eso empezó a preparar la compañía para atender la demanda que llegase de aquellas empresas o sectores que quieren acometer sus procesos de transformación y adaptación a la Industria 4.0.

En el año 2018 Miotek adquirió en propiedad uno de los sistemas más potentes que hay actualmente en el mercado para la gestión de información y muy orientado a la digitalización de ciudades y servicios, con nuestro IBM IoC podemos abordar cualquier proyecto de digitalización desde una pequeña comunidad hasta grandes municipios, poniendo a disposición nuestra plataforma para la gestión de residuos, consumo energético, gestión de tráfico, servicios de usuarios conectados directamente con sus ayuntamientos… etc.

Además, contamos con un equipo orientado única y exclusivamente al desarrollo de procesos de Inteligencia Artificial desde nuestra área de Cognitive Systems, compuesto por ingenieros e ingenieras de datos, ingenieros e ingenieras de Machine y Deep learning, arquitectos y arquitectas de IA, con los que ponemos a disposición de nuestros clientes la atención personalizada que necesiten en sus procesos de transformación.