Próximos eventos

Adaptando Cloud con Ciberseguridad, 7 de marzo (evento presencial)

Manuel Lopez web informática

La hambruna tecnológica

En España se produjo una situación de hambruna en la posguerra civil española. Dicen que fue ocasionada porque el racionamiento impuesto por el régimen franquista tras la guerra fue distorsionado por oficiales y caciques locales.

Desde el punto de vista de la fabricación de tecnología y más concretamente de los microchips, la Pandemia que llevamos sufriendo desde 2020, se ha convertido en una especie de guerra contra la Globalización y la Deslocalización que se inició a finales del siglo XX y continuó en el siglo XXI.

La Pandemia paralizó el mundo y con ello la fabricación deslocalizada, dejó de producir por falta de demanda. Al terminar la Pandemia (si es que podemos decir que la Pandemia ha terminado), nos encontramos con una situación de “Hambruna Tecnológica”, que es una hambruna artificial, ya que no es que los países no puedan producir alimentos (microchips) en su territorio y con sus trabajadores, sino que han trasladado su capacidad productiva a lugares remotos y ahora occidente no tiene control para recuperar el nivel de producción prepandemia.

Al terminar la Pandemia (si es que podemos decir que la Pandemia ha terminado), nos encontramos con una situación de “Hambruna Tecnológica”

El problema es que los microchips ya se utilizan para todo en el mundo actual, con lo que al no disponer de microchips, no podemos fabricar prácticamente nada de lo necesario para el mundo automatizado y digital de la actualidad.

Tanto en la UE como en USA, se están lanzando a la desesperada para recuperar la capacidad de producción local, pero así como el proceso de deslocalización se produjo a lo largo de varias décadas, el proceso actual de “Relocalización Industrial” puede llevarnos tanto tiempo o más que el anterior proceso; si es que finalmente es viable, que no está nada claro.

Mientras tanto estamos abocados a una “Hambruna Tecnológica”, que puede ser la peor pesadilla del Mundo Digital. Además, tenemos unas cartillas de racionamiento distorsionadas por oficiales y caciques globales que quieren sacar partido de esta Hambruna.

La tormenta perfecta sigue su gestación. Mejor será que nos preparemos para la que se nos viene encima.

Deja un comentario

Scroll al inicio