Manuel Navarro, Director de Byte TI web

Hoy, 8 de Marzo, se celebra el día Internacional de la Mujer. Si suprimimos la demagogia y la propaganda a la que nos tiene acostumbrados el Ministerio de Igualdad de nuestro país, lo cierto es que las mujeres siguen infrarrepresentadas en un sector como el tecnológico. No hablo solo de empresas del sector TIC, sino también de departamentos de TI de las empresas.

Es cierto que las grandes compañías llevan años paliando ese déficit, pero España es un país de pymes y es ahí donde el porcentaje de mujeres en departamentos que requieran de una cualificación técnica es más que mejorable. A pesar de los avances que se han producido en materia de conciliación, las mujeres siguen encontrando un techo para llegar a determinadas posiciones y cuando lo hacen, las condiciones laborales no son las mismas, en lo que a salario se refiere, que las de sus compañeros masculinos.

En general, y en lo que respecta al trabajo, buena parte de las empresas de este país se sigue rigiendo por políticas tradicionales. Por ejemplo, el presencialismo y el “echar horas en la silla” es uno de los aspectos más valorados por los dueños de muchas de las organizaciones que conforman el tejido empresarial. Un aspecto positivo que ha traído la pandemia es que ese presencialismo ha visto dictada su sentencia de muerte. Son muchos los empresarios que han podido comprobar cómo sus empleados son más eficientes y productivos sin tener que pisar la oficina. Y de paso, han podido conciliar su vida laboral y familiar. Tengo la esperanza de que el coronavirus haya impulsado asimismo la igualdad de roles dentro del hogar, y por tanto, desaparezca uno de los principales frenos para las carreras femeninas.

Las mujeres siguen encontrando un techo para llegar a determinadas posiciones. Es necesario mejorar el papel de la mujer en el mundo TIC

Pero yo, como les dije hace unos meses, creo que el factor fundamental para acabar con esta, y otras situaciones tiene que ver con la educación. Es muy difícil cambiar el pensamiento de alguien que dirige una pyme y que pasa de los 50 años. Conozco casos, tanto masculinos como femeninos, y el pensamiento es “si la empresa ha llegado hasta aquí, por qué voy a cambiar”. Cambiar esa mentalidad solo puede hacerse con los más jóvenes y para ello hay que inculcarles la importancia de la igualdad de roles y de hacerles ver que las capacidades son las mismas. No se trata de que todos los jóvenes estudien una carrera STEM, porque no todo el mundo está capacitado para ello. Pero sí se trata de que quien sí posee esas capacidades no se eche atrás. Y casualmente, quienes se echan atrás son las chicas. Encontrar la razón de esta situación es esencial, porque lo cierto es que, las chicas sí que se apuntan a estudiar (y son mayoría) carreras tan complicadas como medicina.

Se trata de que esa niña con capacidades encuentre la razón para orientar los estudios hacia el mundo STEM. Además del entorno familiar, fundamental para motivar, el papel del profesorado es el más importante. Y lo siento, una niña con capacidades que en vez de estudiar matemáticas decide hacer periodismo porque cree que no va a ser capaz, es un fracaso en toda regla de los profesores.

Desde Byte TI queremos poner nuestro granito de arena para hacer visible qué cosas se pueden mejorar para lograr una efectiva igualdad. Por eso, esta semana muchos de nuestros contenidos y eventos irán destinados a visibilizar esta situación.