Juan Manuel Sáez de la Calle, Director de la Revista Byte TI huawei

En ningún momento he ocultado mi animadversión por Pedro Sánchez, al que sigo considerando como un mentiroso compulsivo, que no me merece la más mínima credibilidad. Reconozco que aprovecho cualquier oportunidad para ponerle a parir. Agradezco la libertad que tengo para poder manifestarme de esta manera.

Publicidad

El mes pasado redoblé mis críticas hacía él, por la supuesta falta de sensibilidad de la que hacía gala sobre las nuevas tecnologías, y su olvido por la necesaria transformación digital que precisa nuestro país.

Calviño tiene en este nuevo Gobierno el rango de Vicepresidenta y ha decidido segregar en dos la anterior Secretaría de Estado de Avance Digital,

Por esto último, tengo que reconocer que, a priori, metí la pata. Sobre el papel, tenemos que anotar no solo que hay un Ministerio (el de Nadia Calviño, que ha añadido el apellido de Transformación Digital al de Asuntos Económicos), sino que tenemos la nueva Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, y la Secretaría  de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales.

Calviño tiene en este nuevo Gobierno el rango de Vicepresidenta y ha decidido segregar en dos la anterior Secretaría de Estado de Avance Digital, hasta ahora dirigida por Francisco Polo, con el fin de darle mayor relevancia al «compromiso del Gobierno con la transformación digital».

La creación de la nueva Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales es de vital importancia por cuanto se tendrán que ocupar de toda la regulación asociada a la llegada de la tecnología 5G, que va a revolucionar todo el panorama mundial de las telecomunicaciones.

No me duelen prendas: habrá que darles un margen de confianza porque nos jugamos mucho y el reto es extremo.