Internet nos salvará del coronavirus COVID19 por Juan Manuel Sáez
Juan Manuel Sáez de la Calle

Manuel Navarro, mi redactor Jefe desde que fundamos Publicaciones Informáticas MKM, es el nuevo director de Byte TI.

Recuerdo que mi primer trabajo en un periódico lo conseguí por ir «bien vestido», con americana y corbata. Todavía no había acabado la carrera. Dos compañeros, que si estaban a punto de terminar y que me daban mil vueltas en preparación, me precedieron en las oportunas entrevistas que nos hizo el encargado de redacción. Cometieron el «error» de portar una «pinta» menos convencional que la mía. Y aquel capullo me eligió a mí por la corbata, dándome una oportunidad que creo no desaproveché.

Cuando monté el equipo de Byte TI y conocí a Manuel Navarro, tengo que reconocer que no era el que mejor «pinta» tenía de los que había entrevistado, pero en diez minutos me di cuenta que era el periodista que necesitaba.

Ahora, me sustituye después de 20 años de trabajo conjunto, y de haber compartido infinidad de vicisitudes de las que siempre hemos salido airosos. Manuel no ha sido solo mi redactor Jefe, el que se ha trabajado por encima de todos cada número de la revista, el que ha venido proponiendo ideas de todo tipo para crear nuevos negocios, el que nunca pone impedimentos para hacer cualquier tipo de tarea, por muy coñazo que sea, el que se lleva bien con todo el mundo o el que me ha corregido cada artículo que he escrito en estos años.

Hay que hacer el punto y aparte para destacar que Manuel ha sido mi redactor Jefe, pero también un compañero excepcional, un amigo de los de verdad, con el que he compartido todo. Lo de menos es que sea un profesional de los mejores que he conocido, que escribe de maravilla, que, es de fiar, responsable, cabal, generoso, pero, sobre todo, es buena persona: yo creo que es el mejor título que se le puede poner a un ser humano.

A partir de este momento lo va a tener más fácil, porque su nuevo compañero en Jefe, Nacho Sáez, director general de la compañía, tiene más «correa» que su padre. El que tiene la suerte de compartir mi apellido está llevando la empresa desde hace casi un año y, a pesar de la crisis del coronavirus, estamos registrando los mejores resultados de nuestra historia. Él ha sido quien le ha dado un giro al negocio para aprovechar nichos que estaban huérfanos.

Estoy convencido de que dejo la revista en buenas manos. Nacho ya ha demostrado su capacidad y conocimiento del mercado, Manuel es el indicado para dirigir Byte TI, y luego tenemos un gran equipo detrás, en el que hay que destacar a Isabel Gallego, la encargada de la publicidad, pero también de coordinar un montón de tareas básicas. Lo debo decir: en toda mi vida profesional, no he conocido a una persona con su capacidad de trabajo, buen hacer, cumplidora, resolutiva y buena compañera.

Pero, además, contamos con profesionales de la talla de Miquel Barceló, que está con nosotros desde el primer número: sus artículos en nuestra última página son de los más leídos; reflexivos, con una frescura de análisis que solo él sabe hacer.

Destacar también al equipo de análisis y pruebas, encabezado por Javier Palazón, con Laura Pajuelo y Regina de Miguel. Fernando Jofre nos ayuda también con sus interesantes artículos. También a nuestra nueva redactora Vanesa García.

No puedo acabar estas líneas sin hacer mención a Mariano Ferrera y Karima Bakkali, que estuvieron con nosotros en el lanzamiento de Byte, con aportaciones imprescindibles para que lo podamos contar hoy.

Yo me despido con pena porque aquel contratiempo de salud que os adelantaba en una de mis últimas cartas, no me va a permitir despedirme, como me hubiera gustado, de la cantidad de amigos que he dejado en este corto camino, porque, de verdad, se me ha hecho corto.

Un abrazo para todos.

1 Comentario

  1. Queridos compañeros y amigos:

    Desde estas modestas líneas me gustaría felicitar a Manolo por sus nuevas responsabilidades y mostrar mi gratitud de todo corazón a Juanma por su gran y desinteresada ayuda durante todos estos años. Los que nos dedicamos a esta profesión sabemos lo importante que puede resultar un simple clipping; tendría que tener 100 manos para poder contar las veces que nos «echaste un capote» en esta pelea por generar cobertura para nuestros queridos clientes. Esas cosas nunca se olvidan y siempre tendrás mi más sincero agradecimiento.

    A ti Manolo solo puedo desearte la mejor de las suertes en esta nueva etapa. Estoy seguro de que darás continuidad a este gran ejemplo de emprendimiento que arrancó hace 20 años y que ha sobrevivido con una dignidad a prueba de bombas. Siempre estaremos dispuesros a colaborar en todo lo que sea necesario para que el éxito permanezca durante muchas más décadas.

    Ha sido una gran suerte conoceros y haber podido compartir momentos inolvidables durante tantos años.

    Un fuerte abrazo amigos,
    Alex Etxebarria Ugarte