Nokia resucita su famoso Nokia 120 bautizado como Nokia 125

El modelo clásico Nokia 150 de la empresa finlandesa verá la luz otra vez muy pronto junto a un nuevo compañero, de características similares, bautizado como Nokia 125, según adelanta Roland Quandt en su cuenta de Twitter

 

Quandt se ha limitado a informar sobre el próximo lanzamiento pero no ha concretado especificaciones técnicas ni en qué países vamos a poder conseguir una unidad. El portal Nokiamob sí que adelantó según sus fuentes que el Nokia 150 contará con un teclado físico a la antigua usanza, similar al original lanzado en las navidades de 2016. Igualmente contará con una pantalla de color de 2,4 pulgadas y una cámara trasera VGA con un flash LED.

 

Su precio de salida de venta al público se estima en unos 41,90 euros para el modelo Nokia 150 y de unos 39,90 euros por el Nokia 125. El único color disponible será el negro y ambos tendrán capacidad para portar dos tarjetas SIM. 

 

El Nokia 150 original contaba con un Sistema GSM 900/1800, una batería Ion Litio Nokia BL-5C de 1020 mAh, pesaba 81,6 g, tenía unas dimensiones de 5 x 1,3 x 11,8 cms, traía radio incorporada y la pantalla era de una resolución 240×320 con vídeo QVGA.

nokia-150-negro-1

 Cada vez hay más usuarios que prefieren usar el móvil para su cometido original; llamar, enviar y recibir mensajes, sin más artificios y complementos. De hecho en muchas ciudades se ha convertido en moda entre ciertos grupos sociales que intentan escapar de la excesiva comercialización y competencia entre los dispositivos y marcas.

 

Muchos famosos como Anna Wintour editora de Vogue, Stephen Schwartzman, Warren Buffett e incluso Rihanna, se han pasado a los móviles de tapa retro, dejando atrás las miles de aplicaciones y funciones que ofrecen los modernos terminales, donde llamar es casi lo de menos.

 

Aunque la mayoría de los expertos señalan que la clave está en que los teléfonos clásicos resultaban mucho más seguros, lo cierto es que al margen de este particular, ya se ha convertido en una moda minimalista.

 

Los móviles clásicos resultan casi imposibles de hackear, con lo que la privacidad del usuario frente a los dispositivos modernos, se amplía en un alto porcentaje.

 

Además, aunque no lo creamos los móviles retro contaban con aplicaciones muy útiles, como calculadoras, agendas básicas, cámara sencilla…etc, todo lo que en realidad puedes necesitar en el día a día. La dicotomía entre lo retro y lo nuevo seguirá abierta por muchos motivos, principalmente por modas, pero también por tomar perspectiva de qué camino debemos seguir basándonos en los orígenes de los que venimos.