Dynabook ha presentado mejoras en sus portátiles con IGZO, sus nuevas pantallas Sharp con tecnología de alta densidad de pixeles, las cuales alargan la autonomía de los dispositivos en 18,5 horas. Este tipo de pantallas permite reducir la pérdida de energía de los transistores utilizados en las pantallas tradicionales TFT, lo que se traduce en un aumento considerable de la batería.

Las pantallas IGZO disponen de una de las densidades de píxeles por pulgada más alta de la industria. Esta tecnología consigue incrementar la conductividad, proporcionando una mayor calidad de imagen en cuanto a nitidez y luminosidad. Igualmente, permiten apagar el refresco de cada punto visualizado por un corto espacio de tiempo lo que, unido a una mayor movilidad de los electrones, aumenta la eficiencia de las pantallas entre un 80% y un 90%

“Sin duda, esta tecnología es especialmente atractiva ya que la autonomía es uno de los factores decisivos que definen la elección de un portátil. Si a estas 18.5 horas de autonomía, agregamos la ergonomía, la ligereza, el diseño y las prestaciones en rendimiento y almacenamiento de los portátiles dynabook, ofrecemos una opción única en el mercado, más aún en los tiempos que corren y en los que la movilidad es determinante”, explica  Maite Ramos, directora general de Dynabook Iberia.

Dynabook con tecnología IGZO en sus portátiles 

Dynabook ya incluye esta tecnología como parte de su oferta de portátiles profesionales. Indicados para su gama de soluciones de alta movilidad, tales como el equipo ultra móvil Portégé X30L-G.

Las pantallas IGZO disponen de una de las densidades de píxeles por pulgada más alta de la industria

Este portátil de 13,3” tiene un peso de 870 gramos y va equipado con procesadores Intel Core de 10ª generación, almacenamiento SSD, incluyendo SATA, discos rápidos PCIe Intel Optane y memoria RAM DDR4.