Después de tener que retirar de la venta en EEUU, y por extensión de la tienda Google Play, el teléfono Galaxy Nexus, Google ha vuelto a ponerlo a la venta debido a que ha conseguido que la jueza Koh lo permita ya que la solución a los problemas de patentes con Apple está muy cercana.

Esta no es otra que el lanzamiento de la actualización Jelly Bean del sistema operativo Android que, como es habitual, Galaxy Nexus lo recibirá de forma inmediata. Por lo tanto, ya es posible accederé a Google Play y comprar el terminal. Y, además, se demuestra que la solución no era especialmente complicada. Muchos fuegos artificiales, nos tememos.



Tan inminente es la llegada de Android 4.1 que el tiempo estimado de llegada una vez comprado el teléfono ha pasado de ser de dos o tres semana a una o dos semanas. Sin duda grandes noticias para Google y Samsung, que de esta forma cierran un horroroso capítulo -otro más- en ls disputas por las patentes con Apple.