teletrabajo HPE vmware

Es una realidad que el teletrabajo se ha impuesto entre las organizaciones pero ¿y en las Administraciones Públicas? Para conocer la situación Byte TI y Adjudicaciones TIC organizaron un webinar que contó con la presencia de Jorge Lorenzo, Solution Architect at SimpliVity Corporation HPE; Rubén de Miguel, Senior End User Computing Account Executive de VMware y Felipe Santana Cabrera, responsable del servicio TIC de Atención Primaria de Gran Canaria

Moderado por Ignacio Sáez, managing director de MKM Publicaciones, editora de Byte TI, el encuentro lo abrió Carlos Canitrot, director de consultoría de Adjudicaciones TIC que dió los datos de la situación del teletrabajo en las AA.PP. Tal y como expuso, “el teletrabajo ha sido algo aceptado por todos los empleados públicos. Además, dentro de la Agenda España Digital España 2025 se incide en la importancia de implementar soluciones que faciliten la movilidad”. Durante su exposición se dio constancia de que la apuesta principal en las Administraciones pasa por VDI, SDI y virtualización de las aplicaciones. Además aseguró que “desde 2017 la inversión se ha ido incrementado de forma paulatina pero ha sido en los 9 primeros meses de este año cuando la inversión se ha multiplicado de forma exponencial. Para 2021, las previsiones son muy buenas y ya hay organismos como el GISS que ya tienen previstas inversiones para la implementación de soluciones de teletrabajo”.

Canitrot expuso que dentro de los proyectos que se han llevado a cabo durante este año destacan el suministro de equipamiento del Ayuntamiento de Madrid, por valor de 25 millones de euros y en la que una buena parte del mismo se ha dedicado a la virtualización del puesto de trabajo y el del servicio canario de salud del que Felipe Santana Cabrera, responsable del servicio TIC de Atención Primaria de Gran Canaria dio cuenta con posterioridad.

La influencia de la pandemia

Ha sido la pandemia el revulsivo para que el teletrabajo se imponga en todos los órdenes y en este sentido, Rubén de Miguel, Senior End User Computing Account Executive de VMware aseguró que “la pandemia nos ha cambiado la forma en la que trabajamos pero hay que diferenciar en lo que ha supuesto el teletrabajo de forma forzosa que ha sido el de la habilitación del trabajo en casa, sobre lo que debe ser el teletrabajo de cara al futuro. El factor físico y cultural, por ejemplo, no se han tenido en cuenta al inicio de la pandemia. Según un informe que ha realizado VMware, el trabajo en remoto ha sido completamente validado con importantes beneficios para empresas y empleados. De ese informe también se extraen conclusiones como si el negocio estaba preparado para afrontar esta nueva situación o los modelos de liderazgo”

De Miguel incidió en que lo principal es cambiar la cultura de empresa para abordar el nuevo modelo de trabajo y eso es algo que ya se está produciendo. Así, destacó que “en el informe se afirma que el número de trabajadores que están viendo al teletrabajo como un prerrequisito para su trabajo se ha incrementado en un 41%. Este número se incrementa en un 52% si hablamos de personas pertenecientes a la generación X”. En su opinión, ante esta nueva situación, “lo que hay que conocer es si la empresa es consciente de esta realidad porque a un 37% de los encuestados lo que les preocupa saber es si sus empleados en remoto están haciendo el trabajo que tienen que hacer. Este dato se traduce en que un 28% asegura que su empresa no les invita a hacer teletrabajo en remoto y un 59% piensa que, con el teletrabajo, están más vigilados por parte de la empresa”. Lo sorprendente de estos datos es que, en general, se reconoce que el entorno de teletrabajo tiene muchas ventajas y por ejemplo, hasta un 76% cree que se han mejorado las relaciones con sus compañeros. Además, según ese informe de VMware se afirma que apartados como la moral de los empleados o la productividad han mejorado e incluso “los CIOs declaran que la forma en que se ha realizado su trabajo también ha mejorado con respecto a como lo venían haciendo. Solo un tercio de los encuestados piensa que la tecnología va a ser un freno para la adopción del teletrabajo por lo que queda claro que lo que es un freno es el apartado cultural de la empresa y la forma en la que se venía trabajando”.

Así que la transformación digital afecta al nuevo entorno de trabajo y tal y como afirmó el portavoz de VMware, “es el momento de replantear los aspectos físicos y culturales. En las primeras fases el reto era salir adelante y mantener la productividad de la compañía. Ahora toca replantearse apartados como la nueva forma de contratación de empleados o qué hacer con los espacios físicos de la compañía. Desde el punto de vista cultural destaca como los modelos de interacción tienen que cambiar y todo ello se debe hacer con un interfaz de unión que lo representa la tecnología. Este aspecto tecnológico es ir hacia un Digital Workspace que facilite a través de una única plataforma que el actor principal sea el empleado y que va a ser primordial en el éxito de esa transformación. Desde el punto de vista de IT, la gestión de ese workspace se hará de una forma más ágil ya que desparecen por ejemplo los silos. Conociendo cuál es la información que obtenemos desde nuestro workspace, conocemos en tiempo real la situación que tenemos en un momento y permitirá automatizar determinados puntos, lo que facilitará la agilidad”.

Uso de las infraestructuras

En lo que a las infraestructuras se refiere, Jorge Lorenzo, Solution Architect at SimpliVity Corporation HPE afirmó que “todas las infraestructuras desde las que podemos construir el IT se pueden emplear para construir una virtualización del puesto de trabajo. Una de las cosas que hemos estado viendo es que el teletrabajo se ha disparado pero el tema del networking es muy importante, y también la seguridad por eso en HPE tenemos parte de la seguridad de aruba para garantizarla”.

Pero lo que más preocupa a empresas y Administraciones es mantener la productividad o incrementarla. Para Lorenzo eso pasa porque, indefectiblemente, el empleado tenga una buena experiencia de usuario final: “Se trata de que se sienta cómodo. Tiene que parecer que está en la oficina. Por eso en HPE hemos desarrollado un conjunto de soluciones específicas en las que destaco tres: HPE Simplivity 380/325, vSAN y HPE Synergy y HPE Nimble dHCI. Estas tecnologías están pensadas para que el departamento de TI no dedique tiempo a la infraestructura y dediquen ese tiempo a mejorar la experiencia del usuario final. Además, se habla mucho de la nube y HPE ha dado un salto más y proporciona toda esta infraestructura en un modelo de pago por uso que denominamos Green Lake. El objetivo es el de consumir la infraestructura como un servicio. Por eso, en HPE paquetizamos absolutamente todo: la infraestrutura, los servicios de instalación, etc. Y todo ello lo ofrecemos como un servicio con un pago mensual. La gran ventaja que esto tiene es que los departamentos de IT de empresas y AA.PP. se pueden olvidar de la infraestructura con la ventaja añadida de que se paga por usuario. En definitiva, la propuesta es la de ofrecer la misma experiencia de un cloud público pero sin las desventajas de esa nube pública”.

La aplicación en la práctica

El servicio canario de salud está dividido en dos sectores: el hospitalario y la atención primaria. Este servicio público empezó ya a trabajar con soluciones de VDI hace 10 años y comenzó en la isla de Gran Canaria, en la que el servicio de salud contaba con 82 edificios y 3.000 máquinas. Tal y como expuso Felipe Santana Cabrera, responsable del servicio TIC de Atención Primaria de Gran Canaria, “gestionar 82 edificios y todo ese volumen de máquinas y edificios era complicado porque las máquinas se estropean o fallan, y eso requería de un esfuerzo importante en lo que a recursos humanos se refiere. Con esa situación, la realidad era que teníamos tres informáticos infrautilizados porque su única labor era apagar los fuegos que se producían en las máquinas”.

Esto no es algo que afecte sólo al departamento IT ya que el problema se deriva a los pacientes puesto que al fallar alguna de las máquinas implicaba que el médico cancelaba la consulta porque no tenía acceso al historial del paciente, lo que se traduce en un posible problema de salud serio. “Por eso -afirma Santana- nos planteamos cambiar el modelo sobre el que trabajábamos y apostamos por la virtualización de servidores y VDI. HPE, nos informó de un proyecto de VDI implementado en Alemania cuyo objetivo era solucionar la misma problemática que teníamos nosotros. Conseguimos convencer a la Gerencia de la inversión a realizar para poner en marcha el proyecto de VDI sobre 100 puestos de trabajo y el siguiente paso fue hacer lo mismo pero con 300 puestos de trabajo. En este caso, la implementación nos dio problemas pero un partner de Canarias de VMware se puso en contacto con nosotros e hicimos otro piloto con ellos. Hoy en día tenemos 7.500 puestos de trabajo con VDI bajo Horizon de VMware y tenemos virtualizado el 100% de la atención al paciente de los ambulatorios y nuestro siguiente objetivo es hacerlo también en la atención hospitalaria”.

Los principales beneficios de esta implementación es que los técnicos ya no tienen que ir a visitar las máquinas a los diferentes centros de salud para solucionar los problemas de cada máquina. “Ahora, el personal técnico se dedica a lo que tiene que hacer y no a apagar fuegos. Esto a pesar del crecimiento del volumen del parque de máquinas. Además, todo ello se ha realizado sin tener que realizar ninguna nueva contratación. Esto lo hemos logrado porque nosotros a lo largo de estos años hemos sustituidos los PCS físicos por terminales ligeros lo que ha supuesto que el tiempo de parada en atención primaria haya desaparecido”, afirma Santana.

Pero la implementación de este conjunto de herramientas no solo les ha producido esos beneficios sino que además, gracias a VDI se ha conseguido tener parcheado un sistema de forma sencilla ya que el sistema se basa en plantillas y gestionar esas plantillas se hace de forma rápida y eficaz. “Conociendo cuál es la situación que obtenemos de nuestro Workspace, desde el punto de vista del usuario, aplicaciones, dispositivos, red, conociendo en tiempo real la situación que tenemos en cualquier momento, la plataforma también es Inteligente que nos permitirá además automatizar, para ante cualquier desviación que afecta a la experiencia de usuario y seguridad, poder corregirla de inmediato y volver a seguir teniendo un entorno seguro y con la mejor experiencia de usuario.