Jorge Jiménez, General Manager y CEO de Viewnext

La consultora Viewnext está viendo cómo las empresas españolas siguen acelerando sus procesos de transformación digital. Hablamos con Jorge Jiménez, General Manager y CEO de la compañía sobre la temperatura del termómetro de la digitalización en España.

Entrevista con Jorge Jiménez, General Manager y CEO de Viewnext

Como una de las principales consultoras de España, ¿qué tendencias observan en el mercado actual?¿Qué es lo que más le solicitan los clientes?

Lo que estamos viendo desde Viewnext es que precisamente en un escenario como el que tenemos actualmente, en el que estamos todavía bajo los efectos de una pandemia y vivimos en un entorno de incertidumbre económica, las empresas están abordando importantes cambios en su estrategia tecnológica para afrontar el reto de la continuidad y la escalabilidad de sus negocios. Para hacerlo, abordan proyectos de transformación y digitalización del puesto de trabajo, de automatización de procesos para buscar la máxima eficiencia en sus organizaciones y de diseño de nuevas maneras de interactuar con sus clientes a través de medios digitales, que es donde se mueve el consumidor. Y todo esto, además, lo tienen que hacer garantizando la máxima seguridad y privacidad de los datos, porque no solo hablamos de amenazas crecientes, sino también de regulaciones cada vez más exigentes.

En este sentido, nuestras conversaciones con los clientes giran en torno a todos esos modelos y tecnologías que pueden hacerlo posible: la nube híbrida, ciberseguridad, arquitecturas de microservicios, modelos de DevOps, proyectos Agile y, por supuesto, sobre la incorporación de Inteligencia Artificial en sus procesos.

¿Qué necesidades son más acuciantes para la empresa española?

Vemos cuatro áreas clave en las que creemos que las empresas deben concentrar su inversión:

En primer lugar, para poder afrontar todos los cambios que comentábamos antes tienen que apoyarse en modelos de TI fiables, robustos y flexibles con los que puedan adecuarse a cada momento a sus propias necesidades y hacer frente a los cambios en el mercado.

También deben afrontar una profunda modernización de aplicaciones. No nos podemos permitir seguir desconectados y dependiendo de funcionalidades y características obsoletas que son difíciles de actualizar y, sobre todo, no nos permiten escalar. La modernización de aplicaciones permite aprovechar todas las ventajas de cloud y, además, operar con más velocidad, con más rendimiento y a escala.

Un tercer bloque sería adaptar su modelo de trabajo a un entorno híbrido donde los profesionales puedan tener más flexibilidad operando tanto en entornos remotos como presenciales, cuando lo necesiten o lo necesiten los proyectos. El reto ahora es buscar nuevas maneras para mantener la vinculación con la empresa y el sentimiento de pertenencia de los empleados que teletrabajan.

Y el cuarto bloque, que engloba e impulsa al resto, es la urgente migración al cloud. Como decía antes, a día de hoy solo los modelos cloud permiten mantener un modelo de escalabilidad adecuado. Los modelos de nube híbrida y la migración de aplicaciones, también las críticas, al cloud es fundamental para hacer frente a los retos de una empresa moderna, que necesite conectar sus procesos, tanto internamente como con sus proveedores.

En materia de digitalización, ¿cuáles son los principales déficits que observan en las organizaciones?

Lo que observamos en las empresas que acuden a nosotros para comenzar sus procesos de transformación digital es que suelen ser esclavos de infraestructuras obsoletas y aplicaciones legacy con las que no han podido operar de manera conectada. Por tanto, la mayoría de los procesos han quedado atrapados en silos, de los que resulta complicado salir.

Estas empresas tienen dificultades para migrar a arquitecturas modernas y también temen enfrentarse a un modelo más abierto y conectado, con datos en los que hay poner mucho orden, utilizando iniciativas de gobierno del dato y, sobre todo, manteniéndolos seguros, utilizando modelos de ciberseguridad desde el primer momento.

Nuestro primer acercamiento a estas empresas es precisamente facilitarles esta transición lo máximo posible, que puedan hacerla desde el primer momento, con Viewnext a su lado, acompañándoles para vencer esos temores y todas esas dificultades.

¿Qué objetivos se ha marcado Viewnext para lo que resta de año?

En primer lugar, queremos consolidar nuestro propio crecimiento, siendo el socio tecnológico de nuestros clientes en este momento tan decisivo de su transformación. En este sentido nos vamos a centrar mucho en impulsar nuestra oferta de servicios cloud.

También estamos trabajando en transicionar nuestro propio modelo de trabajo hacia modelos híbridos, con diferentes opciones de teletrabajo y flexibilidad para que nuestros empleados puedan conciliar con más facilidad.

Y otra de las áreas en las que vamos a poner mucho foco es la sostenibilidad, entendiéndola en su sentido más amplio. Por un lado, acelerando la adopción de un sistema energético y de huella de carbono más sostenibles. Pero también estimulando un modelo de empresa mucho más equitativo y diverso, por ejemplo, impulsando la presencia femenina en nuestra empresa, en todo tipo de perfiles y responsabilidades.

En un mercado tan competitivo como el suyo, ¿qué diferencia a Viewnext de sus competidores?

En primer lugar destacaría que somos una empresa con 30 años de historia que forma parte del Grupo IBM, lo que ofrece a nuestros clientes mucha solidez y confianza. En estos años hemos crecido junto a muchos de nuestros clientes actuales y acumulamos un aprendizaje y una experiencia que aprovechamos en todos los nuevos clientes y nuevos proyectos. Además, nuestro origen ‘local’, nacidos y crecidos en España y con centros de innovación y sedes a lo largo de la geografía española, nos coloca en una posición de cercanía con nuestros clientes que nos permite aprovechar todos los recursos ‘de proximidad’ en cada localidad, lo que representa una gran ventaja competitiva para nuestros clientes, que pueden poner en marcha sus proyectos mucho más rápido y de manera más productiva y rentable.

Un ejemplo de proximidad es la relación que tenemos con numerosos centros formativos a lo largo de nuestro país, que nos permite estar en contacto con el nuevo talento e impulsar la adopción de las nuevas capacidades que requiere la transformación digital.

De hecho el talento -y el talento diverso- es una de nuestras principales bazas para nuestros clientes. En Viewnext valoramos los skills que puedan tener las personas hoy, pero nuestra apuesta es el crecimiento de nuestros profesionales y el talento a largo plazo, que es lo que aporta más valor.

>