nube

La nube híbrida sigue siendo el modelo de despliegue preferido, como también lo fue en 2020. Sin embargo, este año la brecha entre la nube híbrida y la nube privada es bastante más amplia.

Así se destaca en la sexta encuesta anual sobre el uso de la nube de Denodo. Donde se destaca que el rápido crecimiento de la adopción del cloud se mantiene: el 54% declara que se encuentra en un nivel intermedio o avanzado en cuanto a su utilización.

“Las organizaciones continúan expresando la necesidad de contar con datos en tiempo real, por lo que no es de extrañar que su disponibilidad no sólo sea deseable, sino también imprescindible si quieren convertirse en empresas data-driven”, afirma Ravi Shankar, vicepresidente senior y CMO de Denodo.

Migración a la nube

La transformación del negocio mediante la migración cloud se ha convertido en una prioridad para muchas organizaciones, ya que se enfrentan a problemas derivados de la cadena de suministro global, amenazas de ciberseguridad y la inestabilidad geopolítica.

En este sentido, las organizaciones de todos los tamaños y mercados verticales recurren a ella para garantizar su resiliencia y flexibilidad frente a estos desafíos. Sobre ello, los Data Warehouses, los Data Lakes y los Lake Houses jugaron un importante papel en 2021.

Con respecto a si las organizaciones son data-driven, el 79% citan la complejidad de su integración, de su accesibilidad y de la adaptación a diferentes formatos como la principal barrera. Como segundo obstáculo, mencionan la falta de habilidades y herramientas analíticas para convertir los datos brutos en información (62%).

La migración de la nube se ha convertido en una prioridad para muchas organizaciones

Además, los científicos de datos también tuvieron problemas: dedican más tiempo a acceder y preparar los datos que a analizarlos y el 44% no son capaces de encontrar y analizar la mitad o más de sus datos después de adoptar tecnologías cloud. Finalmente, tan sólo el 17% afirma aprovechar el 75% o más de sus datos.

Responsables de TI

El papel de los responsables de TI en este viaje de modernización hacia la nube también ha cambiado. En 2020, el enfoque de los profesionales de la tecnología consistía simplemente en elegir el proveedor cloud adecuado y gestionar la migración.

Pero en 2021, estos equipos de TI están más centrados en recibir la formación necesaria para llevar los sistemas en la nube de su organización al siguiente nivel (según el 31,3% de los encuestados), aunque mantienen su importancia otras actividades como la selección del proveedor cloud y el plan de migración.

Las empresas utilizan la nube para diversos casos de uso: los más populares son la elaboración de informes y cuadros de mando, así como inteligencia de negocio (Business Intelligence) de autoservicio y análisis ad hoc; Sin embargo, las organizaciones prevén un cambio hacia la virtualización de datos, su preparación, su calidad y la combinación entre todos ellos en el futuro.

Estos casos de uso son un claro reflejo de dónde se encuentran muchas organizaciones en sus viajes hacia la nube. En primer lugar, muestran el hecho de que las partes interesadas del negocio dentro de las organizaciones están preparadas para obtener una mejor utilización de sus datos, y en segundo lugar, indica que las organizaciones buscan ahora maximizar sus sistemas en la nube con repositorios basados en la nube que sean consistentes.

Proveedores cloud

A la hora de elegir proveedores cloud, Microsoft Azure y Amazon Web Services (AWS) siguen dominando el mercado por un amplio margen; Pero este año, AWS (44,6%) ha sobrepasado Azure (26,2%) con una ventaja sustancial, después de que Azure estuviera por delante de AWS durante dos años consecutivos.

Google Cloud Platform (GCP) quedó como tercera opción más popular (8%). Por otro lado, Alibaba pasó del 1,4% en 2021 al 3,6% en 2022.

>