¿Cuál es la valoración que hace de un evento tan importante como este?

Publicidad


Lo primero que hay decir es que el hecho de que la corporación haya elegido a Madrid para la celebración de este evento es un motivo de orgullo. Además estamos muy sorprendidos por la aceptación que ha tenido en los clientes españoles porque si esperábamos que vinieran pero no en tanta cantidad. Esta afluencia ha sido mayoritaria porque el evento en si, tiene mucho contenido y mucho mensaje en un momento importante.


¿En qué consiste la estrategia Smarter Commerce?


Nosotros entendíamos que las tecnologías estaban afectando de una forma muy importante al concepto tradicional de comercio. Entendíamos que las TI iban a tener una gran importancia en la forma en la que se iban a construir los sistemas de información relacionados con el comercio: la capacidad analítica del software, las demandas de herramientas de software, etc.  Y es que hay estudios que nos demuestran que en un 70% de las ocasiones, la primera interacción con un producto se produce a través de Internet o de las Redes Sociales. La velocidad a la que está entrando las TI en el mundo de las compras es brutal y está reconfigurando claramente los procesos de compra. Lo que ha cambiado con respecto a antes es que ahora el cliente es el foco.


Su apuesta se centra en movilidad y en Redes Sociales. ¿Son tan importantes estas últimas para los procesos de venta?


Nosotros no creemos que las redes sociales sean un canal para vender. Lo que sí es importante es que ese canal determina comportamientos de compra, percepciones sobre los productos e influye en la compra, con lo que las empresas tienen que estar en ellas y saber qué está ocurriendo en las redes sociales y cómo las acciones que se sigan a través de ellas impactan en sus clientes para corregir y optimizar su negocio.


Sí, pero parece, no sé si por ser un término de moda, que las empresas consideran fundamentales las redes sociales como una plataforma de venta…


No digo que alguien no pueda vender a través de ellas, pero no es el objetivo final de las redes sociales. El objetivo final de éstas, es entender cómo un producto vive en los consumidores (en positivo, en negativo, en percepción,…) y la empresa debe conocer esto para ver el buen funcionamiento del negocio.


¿Cómo afecta el hecho de que existan tantas redes sociales para poder establecer un proceso de compra inteligente?


Yo tengo el convencimiento de que habrá una reestructuración de todas las redes sociales. Como usuario de red social, uno lo que no puede hacer es estar saltando de una a otra continuamente. Uno tiene que establecer su espacio de vida en algún sitio. Yo creo que habrá una consolidación. De hecho en IBM trabajamos con diferentes redes sociales, pero no estamos en todas.


¿Hacia qué tipo de empresas está destinada vuestra estrategia de e-commerce?


Cuando empezamos a pensar en esto, nos dimos cuenta de que el sector al que mejor le vendría el comercio electrónico era ideal para un sector tradicional que es el retail. Cuando profundizas un poco más ves que ese comportamiento que tienen las empresas de retail y sus clientes es también útil para otras industrias y el consumo no sólo está en el retail, sino en mercados como en la telefonía, la banca o las “utilities”. Hay un fundamento básico en todos ellos y es que el usuario final interactúa con muchos canales, lo que implica que el que vende lo hace por muchos caminos. Además, el cliente se ha convertido en alguien muy exigente. Así que lo que en un principio, lo que era un canal para el sector retail, al final se ha visto que vale para todos los sectores.