Esri junto con sus partners DataCentric y Unica360 ofrece a los usuarios de ArcGIS una serie de datos para afrontar la desescalada del periodo de confinamiento con el objetivo de poder llevar a cabo modelos predictivos que permitan a empresas y organismos públicos prever cómo será el escenario post-covid-19.

De esta forma, un municipio puede anticiparse y tomar las medidas adecuadas en las regiones más sensibles. Y es que, la información que proporciona la compañía, puede orientar a determinar en qué calles se puede esperar más tráfico peatonal una vez que la cuarentena sea menos restrictiva o dónde se puede concentrar una mayor afluencia de trabajadores.

“Si algo ha demostrado esta emergencia, es la importancia de disponer de datos de calidad. Sin ellos, es imposible anticiparse a lo que va ocurrir, e iremos siempre un paso por detrás de la epidemia. Ahora que entramos en las fases de desescalada, es fundamental contar con buenos datos desde el principio para poder tomar las decisiones oportunas en cuanto a controles, pruebas, material sanitario, transporte, recomendaciones o vigilancia”, afirma Jaime Nieves, responsable del departamento de Datos y Servicios Geoespaciales de Esri España.

Indicadores de Esri para la desescalada 

Los datos ofrecidos se pueden combinar con información sociodemográfica, económica o sanitaria para obtener conclusiones como zonas de mayor riesgo en una localidad dada.  Entre los indicadores ofrecidos incluyen, entre otros:

  • Datos de transeúntes: estimación de densidad o tráfico peatonal. Se infiere a partir de población residencial, laboral, puntos de interés, transporte, así como datos de geometría vial.
  • Estimación de presencia de población laboral: cifra de personas que se encuentran en un cierto lugar por ser ese su centro de trabajo habitual; población laboral total, población laboral empleada en sedes o empleada en sucursales.

Con los datos un municipio puede anticiparse y tomar las medidas adecuadas en las regiones más sensibles durante la desescalada 

  • Índice de equipamientos comerciales: diferentes índices de presencia de equipamientos y oferta comercial, como retail, hostelería, transporte público, turismo…
  • Índice de urbanidad-centralidad: representa el nivel de concentración o dispersión de construcciones y población.
  • Datos de empresas: incluyendo datos de la organización, contactos, clasificación por mercado y actividad y número de empleados, entre otros.

Además, las conclusiones que se llevan a cabo pueden ser compartidas fácilmente mediante cuadros de mando, aplicaciones colaborativas o mapas. Pues,  puede ser útil para aquellos territorios que avanzan a las distintas fases establecidas por el Gobierno y quieran llevar a cabo un control de aquellos sectores que puedan presentar una mayor exposición al covid-19.